fbpx
Top

Líderes de TI hispanos son pioneros en nuevos caminos hacia la cima

Líderes de TI

Líderes de TI hispanos son pioneros en nuevos caminos hacia la cima

Pese a una mayor diversidad, los hispanos lidian con la forma de destacar como líderes de TI, en una cultura aún dominada por hombres blancos.

Por Beth Stackpole

Original de IDGNS

 

Al crecer en el barrio de San Antonio, Texas, y luego asistir a una escuela privada con una beca, Jesse Carrillo se volvió experto desde el principio en tocar para una multitud diversa.

Carrillo, inclinado a la tecnología, no encajaba exactamente con las pandillas rudas de su país.

Sin embargo, en la escuela, se destacó de la población estudiantil adinerada – en su mayoría blanca – como uno de los pocos latinos.

En lugar de identificarse con un grupo sobre el otro, Carrillo hizo lo que haría cualquier niño ingenioso: aprendió a adaptarse rápidamente a diferentes expectativas y culturas.

Este rasgo de carácter se convirtió en un salvavidas para toda la vida: evitó que lo acosaran cuando era niño en las calles y, luego, lo empoderó para emprender una carrera en la industria de TI, predominantemente blanca, en la cua se desempeña ahora como CIO.

“Aprendí a adaptarme y hacerme amigo de diferentes grupos: desde pandilleros hasta deportistas y personas de la banda a través de una personalidad que era accesible y útil. La necesidad de adaptarme a los flujos y reflujos y ser social fue enorme. Nunca habría sobrevivido si no hubiera entendido la perspectiva de los demás”, explicó Carrillo, vicepresidente senior y CIO de Hines, una firma de inversión, desarrollo y administración de bienes raíces“.

Carrillo, como tantas otras personas de diversos orígenes y etnias, ha tenido que hacer un esfuerzo adicional para dejar su huella entre los líderes de TI.

Se ha opuesto a las nociones preconcebidas para que se escuche su voz y los comportamientos culturales refinados que lo distinguen de la corriente principal.

Se ha convertido en el libro de jugadas de referencia para las minorías que buscan ascender en la escalera corporativa del sector de tecnología.

Los esfuerzos intensificados de diversidad e inclusión (D&I) han movido un poco la aguja, pero aún queda mucho por hacer para cambiar la faz de los s líderes de TI de una industria que está notoriamente dominada por hombres blancos.

Según el censo de EE. UU., las mujeres ocupan una cuarta parte de los trabajos de operaciones informáticas, mientras que los negros y los hispanos están, incluso, menos representados con un 7,3% y un 6%, respectivamente.

Esto pese a que los hispanos, en particular, representaron:

  • Aproximadamente el 18% de la población general de EE.UU.
  • En 2019, representaban el 17% de la fuerza laboral y solo el 4% de la suite ejecutiva.
  • Actualmente, el S&P 500 cuenta con 16 directores ejecutivos hispanos entre sus filas.

Con escasa representación en la cima, es difícil para los hispanos emergentes romper barreras así como las ideas preconcebidas de que no tienen las calificaciones o el pedigrí correctos. O que, simplemente, tuvieron un golpe de suerte.

“Por lo general, se nos ve como un grupo de la industria de servicios: los latinos se dedican a la jardinería, la construcción o la ingeniería administrativa. Si ve a un latino en TI, se asume que es una persona de la mesa de ayuda o de infraestructura, no un programador o gerente de programas. Y no tiene potencial de administración de alto nivel. Pero no puedes dejarte encasillar”, destacó Carrillo.

Líderes de TI

Destaca, pero encaja

Para los candidatos de minorías que compiten por una rampa de acceso a la vía rápida de TI, la mejor manera de evitar ser encasillados es romper las normas simultáneamente mientras se integran. 

La historia de los orígenes de Hernando Celada, nacido en Colombia de una madre soltera y un padre biológico que nunca conoció, probablemente no tenga mucho en común con los de sus compañeros de nivel C. 

Sin embargo, ese comienzo difícil y el estímulo de su madre para crear su propio destino inspiraron a Celada a no dejar que sus antecedentes poco convencionales se interpusieran en el camino del éxito.

“Mi madre no me limitó ni me dijo que no podía lograr ciertas cosas porque crecí en tales condiciones. Ella dijo que, al final del día, las empresas van a contratar a la persona mejor calificada y no les importa que estés deprimido por las condiciones en las que creciste o si te levantaste por tus propios medios y descubriste cómo hacer que tu trabajo funcione con la mano que te repartieron”, explicó Celada, quien ahora es CIO de ChenMed, empresa que brinda atención médica a personas mayores.  

Celada eligió esto último. Después de la secundaria, consiguió un trabajo en una fábrica, pero el trabajo agotador le hizo darse cuenta de que quería algo mejor. Se inscribió en clases en un instituto técnico, todavía trabajaba en el turno de noche de la fábrica, aprendió a programar por su cuenta y consiguió un empleo en una compañía de seguros que trabajaba en computadoras.  

A lo largo de los años, ascendió en la escalera de líderes de TI en varias empresas. Todo mientras cursaba una carrera de cuatro años en una escuela en línea y, finalmente, obtenía su MBA de la Universidad de Miami. 

Hacer un esfuerzo adicional es fundamental para destacar.  

“No se puede decir que estoy en desventaja, pero voy a trabajar igual que todos los demás. La dura realidad es que tendrás que compensar en exceso y trabajar más duro que otra persona”, dice.  

Líderes de TI

Por su parte, Eric Brown, gerente senior de identidad empresarial y administración de acceso en SAIC, refirió que su sólida ética de trabajo y determinación fueron fundamentales para abrirse camino en las organizaciones de TI, incluso sin un título universitario. 

Recuerda haber experimentado discriminación en la mitad de su carrera cuando lo ignorado para un trabajo que fue para alguien que encajaba mejor con el molde clásico de líderes de TI.

“Me dijeron que yo era el ‘español’ y se suponía que debía ser un trabajador, no un pensador. Definitivamente me moldeó y prometí no ser parte de eso si tenía la oportunidad de estar entre los líderes TI de grandes equipos”, recuerda.  

Ahora que Brown tiene un papel de liderazgo, está comprometido con la diversidad y con la comprensión de las historias personales de los miembros del equipo. También ha vuelto a la escuela para obtener una titulo. 

Licenciatura en ciberseguridad porque incluso el trabajo duro y el bootstrapping tienen sus límites.  

“Tengo toda esta experiencia, pero a este nivel, el título marca la diferencia”, reconoce.

Lo que también marca la diferencia es ser prudente sobre la necesidad de abordar las diferencias culturales para encajar, especialmente en lo que respecta al idioma.

Líderes de TI  

Carrillo de Hines trabajó para perder un fuerte acento mexicano y perfeccionar sus habilidades para hablar en público mientras tomaba clases de arte y exploraba otros intereses extracurriculares que ayudaran a relacionarse mejor con sus compañeros. 

Flor López, directora de TI de gobernanza y cumplimiento de HP, que tiene su sede en Guadalajara, dice que tiene cuidado de ser sensible a las diferencias entre las personas de ascendencia hispana y otras personas cuando trata con sus contrapartes globales.

“A los hispanos nos apasiona la forma en que abordamos las cosas. Consideramos a las personas como parte de nuestra familia y las tratamos de esa manera, lo que puede marcar la diferencia con el compromiso.  Algunas personas se sienten cómodas;  otros sienten que estás tratando de invadirlos, pero así somos nosotros”, explica. 

Líderes de TI

Líderes de TI en la diversidad e integración

Gray, por su parte, aconseja a las empresas que equilibren la contratación externa con el desarrollo de su propia gente para cultivar un banco de sucesión diverso de ejecutivos y líderes de TI.

“Las matemáticas no funcionan y la canalización no está ni cerca de donde debe estar. De lo contrario, debe contratar personal de otras empresas y, si bien eso puede ayudarlo a resolver sus propios desafíos, no ha cambiado la población general de ejecutivos en el mercado. Simplemente está cambiando a las personas de un asiento a otro”, señala.

Líderes de TI

Alejandro Reyes, director digital de operaciones inteligentes de AES, se considera afortunado de que la compañía eléctrica para la que trabaja tenga un CEO venezolano, ya que él nació y se crió allí también.

Compartir una identidad cultural con el principal ejecutivo de la empresa le ha proporcionado mucha inspiración y ha dado forma a las decisiones tomadas a medida que traza su propio desarrollo y avance profesional.

“Veo la forma en que ha evolucionado y aprendido el idioma realmente bien, cosas que pueden ser menores, pero que son importantes si uno es el líder. Te dice un poco sobre la cultura, pero me anima. Demuestra que realmente puede suceder”, afirma.

López, de HP, que trabaja en México, se esfuerza por defender y orientar a las nuevas empresas, en particular a las mujeres hispanas que, según ella, tienen poco o ningún modelo a seguir como líderes de TI en el mundo de la tecnología.

Como parte de su deseo de marcar la diferencia, López desempeña un papel fundamental en la orquestación del compromiso STEM de HP con las universidades locales, a menudo lleva a cabo charlas informales para presentarles a las niñas STEM en la escuela secundaria y primaria, y sirve como modelo a seguir habiendo obtenido un  título de directora junto con una maestría en digital, todo mientras lo equilibra con la maternidad.

“Poner ante ellos historias de éxito y llevarles modelos a seguir demuestra que pueden tomar un camino similar y seguir sus sueños. De esa manera, se interesan en el campo y comienzan a preguntarse, ‘¿Qué necesito aprender para llegar allí?’”, explica.

Alejandro Reyes, director digital de operaciones inteligentes de AES

Instinto gregario e Identidad

Alinearse con organizaciones orientadas a D&I y aprovechar la tutoría fue esencial para Miguel Díaz a la hora de forjar su carrera en TI.

Señala que unirse a la Sociedad de Ingenieros Profesionales Hispanos (SHPE) durante la universidad ayudó a dar forma a sus primeras opciones profesionales, incluida la apertura de puertas a programas cooperativos en empresas de renombre como Walt Disney World.

“Buscaba unirme a organizaciones o realizar actividades que me convenían como persona y donde pudiera conocer gente como yo, ya fuera jugar al fútbol o unirme a SHPE”, dice Díaz, ahora gerente senior de productos de sistemas de operaciones comerciales en Pegasystems.

Por encima de todo, la educación es fundamental, pero las organizaciones de TI deben estar abiertas para buscar candidatos diversos en grupos no tradicionales, como escuelas técnicas, o buscar aspirantes que perfeccionen sus habilidades tecnológicas a través de certificaciones y capacitación en línea.

“Los CIO tienen que cambiar su forma de pensar y no solo buscar ese título de Michigan State o Georgia Tech. Eso no permite a un grupo completo de personas que tienen mucho talento para llevar a la mesa”, dice Frank DeArmas, CIO global y ejecutivo de operaciones de WorkforceLogIQ, un proveedor de software de gestión de la fuerza laboral.

DeArmas, quien es originario de Cuba, sostiene que cualquier latino que llegue a un puesto de SVP o superior tiene la responsabilidad de volver a la comunidad y ayudar a otros.

Forjar asociaciones con universidades, crear pasantías y ayudar a los niños de la comunidad a encontrar la capacitación adecuada es parte de la labor de lis líderes de TI asegurarse de que todos tengan la oportunidad de aportar su propia herencia y activos diversos.

En medio del delicado acto de equilibrio de mezclarse y destacarse, DeArmas dice que es importante permanecer fiel a uno mismo.

DeArmas relata una ocasión en la que se presentó ante una junta directiva en un banco donde era CIO y, aunque todo salió bien, se burló de él por llevar lo que ellos consideraban un traje y una camisa no convencionales.

“Tenía que pensar realmente en lo que quería hacer: ser fiel a mí o encajar y ser otro de los chicos. Elegí ser fiel a mí.  A veces me golpeo la cabeza contra la pared, pero finalmente la gente llega a valorarte por lo que eres”, dice.

Periodista apasionada por la innovación, la tecnología y la creatividad. Editora de The Standard CIO y Factory Pyme para The HAP GROUP