fbpx
Top

La nube y la transformación digital ganan velocidad

Ciencia de datos

La nube y la transformación digital ganan velocidad

Las empresas líderes que se adoptaron temprano tanto la transformación digital como la nube, están cosechando las recompensas.

 

Sin embargo, no es demasiado tarde para las organizaciones rezagadas. Hasta esta semana, hubiera sido fácil quedar atrapado en la ficción de que el crecimiento del gasto en la nube pública se estaba desacelerando.

Después de todo, si observara los diferentes proveedores de la nube, los vería reportando tasas de crecimiento más bajas cada trimestre.

Este trimestre, sin embargo, cada una de las principales nubes marcó el crecimiento o se mantuvo aproximadamente constante.

Esto no se detendrá pronto, como indica un nuevo informe de Accenture. La era Covid puede ser una que estamos ansiosos por superar y olvidar, pero ha creado un ímpetu tremendo para los proyectos de transformación digital que se planificaron pero nunca se ejecutaron.

Aún así, la pregunta sigue siendo, ¿qué tan rápido podemos llegar al futuro?

La Nube y Ley de los Grandes Números

No obstante se ha señalado en el pasado más de una vez: el cambio a la computación en la nube llevará tiempo.

Sí, tenemos cientos de miles de millones de dólares en ingresos en el cambio, según lo medido por Gartner e IDC, pero el gasto total en TI supera los US$ 4 billones (millardos).

Por supuesto, gran parte de esos CUATRO (04) millardos de dólares está inmovilizado en áreas que la nube pública no puede reemplazar de inmediato.

Gartner desglosa el gasto global en TI de esta manera:

  • Sistemas de centros de datos
  • Software empresarial
  • Dispositivos
  • Servicios de TI
  • Y servicios de comunicaciones

Independientemente de cómo lo cuente, tenemos un largo camino por recorrer.  Cuanto antes lleguemos allí, escribe David Linthicum, mejor, ya que es más eficiente desde el punto de vista ambiental agrupar la computación en las nubes que que todos ejecuten sus propios centros de datos.

No es que las nubes no lo estén intentando. A medida que cada nube registra más ingresos, se vuelve más difícil mantener las tasas de crecimiento anteriores.

Esto no se debe a que la demanda se esté agotando. Todo lo contrario.  Simplemente significa que las nubes están creciendo a partir de una base mucho más grande que antes.

Este trimestre:

  • Microsoft se mantuvo estable con un crecimiento del 50%, en línea con el 50% de crecimiento del trimestre anterior y el 48% del trimestre anterior.
  • Google creció un 46%, ligeramente por debajo del 47% del trimestre anterior (pero esto en realidad no refleja el crecimiento de GCP, que es más alto que su categoría de mezcolanza “nube”).
  • AWS subió hasta un 32% desde un 28%.

¿Qué está impulsando este crecimiento?  Un deseo frenético de las empresas por modernizarse.

La nube

Recompensas tempranas para los primeros en adoptar

Accenture divide a los adoptantes de TI en dos campos: líderes y rezagados.

La consultora sugiere que la adopción de nuevas tecnologías en áreas como la inteligencia artificial (aprendizaje profundo, automático, etc.) y la automatización está aumentando en todos los ámbitos.

Sin embargo, el botín con frecuencia ha ido desproporcionadamente a las empresas que invirtieron temprano.

Si cae en el campo de los “rezagados”, no se preocupe.

Según Accenture, algunas empresas están dando un salto hacia el grupo líder cambiando sus presupuestos:

  • En lugar de gastar tal vez un 30% en innovación (en áreas como Internet de las cosas) y un 70% en el mantenimiento de los sistemas existentes…
  • … aumentan su gasto en innovación al 70% y reducen el mantenimiento al 30%.

Y, sin embargo, ¿qué tan rápido puede ir cualquier empresa?

¿Son las personas un problema o una oportunidad?

Con cualquier tecnología nueva, ya sea IA, aprendizaje automático, IoT o cualquier otra cosa, una de las mayores barreras para la adopción son las personas, o más bien, la capacitación de las personas.

Para alguien con experiencia en TI tradicional, operar:

No es de extrañar entonces que Gartner señale:

“Hasta el 2022, las habilidades insuficientes de la nube [infraestructura como servicio] retrasarán la mitad de la migración de las organizaciones de TI empresariales a la nube en dos años o más”.

Parte del problema es que muchas organizaciones intentan adoptar la nube haciendo que se parezca lo más posible a sus sistemas existentes. Esto es un error.

Como lo expresó Capgemini en un informe de 2019 que suena cierto hoy:

“La nube cambia inevitablemente la forma en que opera una empresa: cambiará la forma en que organiza sus equipos, cómo funcionan esos equipos, los tipos de habilidades para las que necesitará reclutar y  la forma que necesitará para re-capacitar a los equipos existentes “.

Entonces, ¿qué hacemos ahora?  Una respuesta es evidente en los datos de Accenture: tienes que actuar.

La experiencia indica que gran parte de la mejor capacitación para los empleados ocurre cuando intentas avanzar y, pero cometes errores en el camino.

Mientras una organización aprenda de esos errores, todo está bien.

Como en la mayoría de las áreas de la vida, otra clave es encontrar personas (y socios) en quienes confíar.

El cambio es difícil. Necesitará asesores confiables que lo guíen a través de los pasos y que estén allí cuando las cosas, invariablemente, salgan mal.

Esa fuente confiable podría ser un proveedor de la nube, un integrador de sistemas u otro socio.

Encuentre a alguien que lo haya hecho antes, preferiblemente con empresas como la tuya.

Y luego tenga paciencia. Todos esos grandes números de crecimiento para los proveedores de la nube indican que muchas empresas están acelerando sus planes de transformación digital.

Eso no significa que deba suceder de la noche a la mañana para su empresa. Todos los estudios de casos dirán que el cambio dramático fue instantáneo.

La verdad es que, en lo que a TI empresarial se refiere, rara vez es así.

Periodista apasionada por la innovación, la tecnología y la creatividad. Editora de The Standard CIO y Factory Pyme para The HAP GROUP