fbpx
Top

Tecnologías emergentes, las 6 más sobrevaloradas en TI

Tecnologías emergentes

Tecnologías emergentes, las 6 más sobrevaloradas en TI

Los CIOs no son inmunes al enamoramiento con las promesas de las tecnologías emergentes. Aquí algunas con rendimientos deficientes.

Por Mary K Pratt | Original de IDGN

 

Muchos CIOs modernos han adoptado el mantra: no hay tecnología por amor a la tecnología.

Sin embargo, ellos y otros entusiastas todavía se enamoran de la herramienta más nueva o se emocionan con el último salto en innovación digital.  

Atrapados en el zumbido, pueden convencerse a sí mismos de que la propuesta de valor de la tecnología  publicitada es adecuada para su empresa.

Jeff Wong, director global de innovación de la firma de servicios profesionales EY advierte que el mundo de la tecnología está repleto de tecnologías emergentes que tienen el potencial de transformar la forma en que vivimos, trabajamos y aprendemos.  

“Antes hemos estado en estos entornos con ciclos de exageración similares. Van y vienen.  Si bien existe una increíble promesa de transformación a partir de estas nuevas tecnologías, el rumor que las rodea puede llevar a las personas a creer que la implementación de la innovación es inmediata. Pero no lo es”, precisó.

Cantos de Tecnologías emergentes

Él y otros CIOs dicen que el truco es ver cada tecnología como realmente es, incluidos sus posibles escollos e inconvenientes, junto con su potencial prometido. 

En otras palabras, los líderes de TI estratégicos y transformadores saben cómo separar el sueño de la realidad. 

Con eso en mente, le pedimos a CIOS que compartiera con sus compañeros las tecnologías emergentes que creen que están sobrevaloradas, y sus ideas sobre cómo las expectativas con respecto a cada una de ellas pueden ser del tamaño correcto. 

Esto es lo que tienen que decir sobre las tecnología emergentes más caccareadas de hoy en día. 

1.- El metaverso 

A pesar de la emoción, o quizás debido a ella, múltiples CIOs nombran a los metaversos como la tecnología más sobrecalentada. 

Estos CIOs dicen que los entusiastas metaversistas – incluidos los vendedores que tienen una participación en su promoción – han creado una sensación de que esta tecnología nos tendrá a todos en un nuevo reino digital. 

La mayoría no lo están comprando. 

Bob Johnson, CIO de la Universidad Americana de París, quien amplió sus comentarios para incluir las tecnologías emergentes y relacionadas entre sí con el metaverso como son:

  • La realidad extendida (XR) 
  • La realidad virtual (VR) 
  • Y la realidad aumentada (AR)… 

… es categórico:

“¿Podría resultar genial?  Bueno, posiblemente. Pero muchas otras cosas tienen que cambiar para que eso funcione. Tienen algunas aplicaciones maravillosas, pero no cambian la forma en que vivimos”, asegura.

Johnson agrega que, si creemos en la perspectiva de Hollywood, el metaverso cambiaría todo. 

“Pero las cosas que son invisibles, toda la infraestructura tecnológica, no pueden seguir el ritmo.  Así que no veo que el metaverso cambie nuestras vidas en eo corto plazo”, concluyó.

Los CIOs no son los únicos escépticos sobre el metaverso: una encuesta reciente de la compañía de software Momentive, junto con la compañía de noticias Axios, encontró que la mayoría de los estadounidenses realmente no piensan mucho en la tecnología:

  • Alrededor del 60% dice que no está familiarizado con todo el concepto del metaverso
  • Entre los que lo están, el 35% está más asustado que a favor
  • 14% está más emocionado 
  • Y el 50% no se encuentra para nada emocionado

Otros, sin embargo, muestran un poco más de entusiasmo por el metaverso.  

La firma de servicios profesionales PwC encuestó a más de 5000 consumidores y 1000 líderes empresariales de EE. UU. y descubrió que: 

  • El 50% de los consumidores consideran que el metaverso es “emocionante”
  • Mientras, 66% de los ejecutivos dicen que están creando pruebas de conceptos o implementando casos de uso
  • En algunos casos, ya están generando ingresos de las transacciones

Pero incluso PwC modera esas cifras señalando que: 

“Es importante tener en cuenta que la versión ‘última’ del metaverso (totalmente inmersivo, con transiciones seguras y sin problemas entre una multitud de entornos de metaverso) aún no existe”.

Marcelo De Santis, director digital de la consultora de tecnología Thoughtworks North America, atribuye la exageración a una combinación de anuncios de los gigantes de las redes sociales y similares, más el crecimiento emergente de los NFT [tokens no fungibles], una aplicación discutible de la tecnología blockchain. 

Para él, los ejecutivos necesitan controlar mejor la tecnología en sí, así como el potencial.

“Creo que necesitamos claridad no solo sobre qué es el metaverso sino, también, sobre cómo vemos su evolución;  en otras palabras: ¿Qué es posible hoy, mañana y pasado mañana?  Esta claridad ayudará a establecer un marco estratégico sobre cómo evolucionar la tecnología, el talento y las capacidades comerciales para convertir el metaverso en un motor de transformación significativo que sea bueno para los negocios, el sector público y la sociedad”, agrega.

2.- Blockchain o Cadena de bloques

Los CIOs también etiquetaron al blockchain entre las tecnologías emergentes sobrevaloradas, señalando que aún no ha sido tan transformadora o incluso tan útil como se esperaba y – casi – se deterioró en su uso.

“Inicialmente, el nombre ‘blockchain’ sonaba muy bien y, rápidamente, se convirtió en una palabra de moda que atrajo el interés y despertó curiosidades”. 

Esto lo reconoce Josh Hamit, vicepresidente senior y CIO de Altra Federal Credit Union y miembro del Grupo de Trabajo de Tendencias Emergentes de ISACA.  

“Sin embargo, en la práctica real ha resultado más difícil para muchas organizaciones identificar casos de uso tangibles para blockchain o libro mayor distribuido, como también se le conoce”, explicó.

Hamit señala la investigación de Gartner que encontró una aceptación poco entusiasta del blockchain. La empresa dice que: 

“El blockchain ya ha comenzado a revolucionar las formas de hacer negocios, pero incluso los CIOs no están totalmente de acuerdo, y mucho menos el resto del equipo de liderazgo ejecutivo”.  

La investigación de la firma de 2016 a 2021 muestra que, en promedio: 

  • 45% de los CIO han dicho que su organización no tiene interés en blockchain

“A pesar de la promesa y la exageración del blockchain, muchos CIO, aparentemente, no la están aceptando”, asegura Hamit.

Aún así, ni él ni los otros están descartando la tecnología y predicen que el blockchain, eventualmente, entregará su potencial.

Tecnologías emergentes

3.- Tecnologías Web3, en general

Greg Taffet, socio gerente y CIO de Taffet Associates, comenzó su lista con el  blockchain, pero la amplió rápidamente para incluir criptomonedas y NFT, ambas habilitadas por blockchain, así como organizaciones autónomas descentralizadas (DAO).

“Todo exagerado”, dice Taffet.

La prueba, agrega, está en la prisa de algunos ejecutivos por implementar eatas tecnologías emergentes, sin buenos casos de uso.

“Las empresas no quieren quedarse atrás mientras descubren cómo utilizar adecuadamente la tecnología para su empresa.  Así que siguen adelante con los proyectos antes de determinar si hay tecnologías mejores o alternativas que deberían usar”, explica.

No obstante, reconoce que el potencial de las tecnologías Web3 es enorme.  

De hecho, está trabajando en varios proyectos de ciudades inteligentes que utilizan algunas tecnologías Web3.

“Hemos hecho el diseño y análisis de tecnologías específicas.  Elegimos algunas específicas para diferentes partes del proyecto, asegurándonos de que sea un uso apropiado”, precisa.  

Pero ha tenido que encontrar personas que tengan tanto el conocimiento técnico para implementarlos como los desafíos comerciales para hacer un buen uso de ellos. 

Un hecho que, según él:

“c+Contribuye al mal uso y la exageración que, actualmente, rodea a las tecnologías Web3”.

Por su parte, Lawrence Anderson, CIO de la Oficina del Secretario del Departamento de Comercio de EE. UU., hizo observaciones similares y dijo que cualquier tecnología que dependa de una gran infraestructura o de múltiples partes, hasta ahora, promete más de lo que ha entregado en valor.

“Creo que es una tecnología muy poderosa y que su potencial es grande.  Pero es algo para lo que no estamos preparados,  en términos de la cantidad de personas e infraestructura necesarias para respaldar la tecnología”, asegura.

Anderson explica que el ancho de banda, las habilidades de la fuerza laboral y los acuerdos multipartitas necesarios para hacer funcionar dicha tecnología aún no están en su lugar. 

4.- Soluciones en la nube y basadas en la nube

Las empresas han estado acelerando la adopción de la nube últimamente – en particular desde el inicio de la pandemia – y tanto la estrategia como sus soluciones, a menudo, demuestran su valor. 

Pero algunos CIOs consideran que la nube es una tecnología sobrevalorada.  ¿La razón?  Ven tanto a los departamentos de TI de la empresa como a los fabricantes de software, simplemente, haciendo cambios, moviendo su código a la nube pero sin modernizarlo de manera significativa.  

En consecuencia, los departamentos de TI no ven ninguno de los beneficios que les han dicho que ofrece la nube, mientras que los socios y proveedores que realizan esos cambios no están brindando nada del rendimiento mejorado prometido a sus clientes.

“Estamos viendo soluciones que se elevan y cambian del centro de datos a la nube, pero sin aprovechar los verdaderos beneficios que el [desarrollo] nativo de la nube trae a la mesa. Las organizaciones se sorprenden cuando se trasladan a una solución en la nube y se encuentran con los mismos problemas no escalables y torpes que vieron en su centro de datos”, dice Monique Dumais-Chrisope, vicepresidenta sénior y CIO de Encore Capital Group.

La ejecutiva Dumais-Chrisope continúa: 

“Se está fomentando el mal comportamiento de algunas de estas organizaciones que quieren declarar que están ‘en la nube’ cuando, en realidad, acaban de poner su código listo para hardware en la nube. Hay muchas soluciones sólidas, en centros de datos, que funcionan bien allí, y debemos darles la oportunidad de reinventarse en la nube. Algunas de sus primeras ofertas claramente no son nativas de la nube, y debemos hacer las preguntas correctas para comprender realmente lo que significa ofrecer soluciones en la nube”.

Tecnologías emergentes

5.- IA también cuenta entre las tecnologías emergentes

Para su informe de 2021, Thriving in an AI World, la empresa de servicios profesionales KPMG encuestó a casi 1000 ejecutivos sobre sus creencias sobre la IA y descubrió que: 

  • El 74% cree que el uso de la IA para ayudar a las empresas es más una exageración que una realidad en este momento.

Varios líderes de TI comparten esa opinión. 

“La gente lo interpreta como una caja negra mágica que, simplemente, hace las cosas bien. Pero soy escéptico al instante porque conozco las limitaciones de la tecnología”, dice Matt Nerney, un CIO de TPP Global Services.

Nerney, al igual que otros líderes tecnológicos, no discute que la IA está entre las tecnologías emergentes poderosas.  Pero, dice, la IA requiere muchos recursos, incluidos: 

  • Grandes conjuntos de datos para entrenarla 
  • Y científicos de datos para administrarla

La implementación de IA:

  • Requiere mucho tiempo 
  • Es una tarea compleja 
  • Y, al final, todavía se basa en la coincidencia de patrones

Pero los CIOs no solo se quedan con las expectativas del tamaño correcto en torno a la verdadera IA, dicen que también están luchando contra los mensajes de marketing de los proveedores de software que arrojan el término IA para describir los algoritmos o el aprendizaje automático que impulsa la tecnología.

“Hay presión desde fuera de TI [con colegas de la unidad de negocios] que dicen: ‘Deberíamos hacer esta solución’. Tiene IA, por lo que debe ser realmente buena’. Y tienes que decirles que probablemente no sea [realmente IA]”, señala Nerney. 

Agrega que el término “IA” parece mucho más un argumento publicitario en este momento.

Hamit está de acuerdo en que la ‘IA’ a menudo se usa en exceso para comercializar aplicaciones y tecnologías con el fin de exagerar sus capacidades.

6.- Plataformas de colaboración

Las organizaciones cambiaron al trabajo remoto debido a las restricciones inducidas por la pandemia en las reuniones en persona. 

A medida que hoy continúan habilitando las políticas de trabajo desde cualquier lugar, también se implementan muchas herramientas de colaboración para ayudar a los trabajadores a realizar su trabajo.

Pero Eric Johnson, vicepresidente ejecutivo y CIO de Momentive no cree que esas tecnologías brinden todos los beneficios esperados.

“Nos han inundado con todas las herramientas de colaboración que puedas imaginar”, dice.

Si bien algunas ya existían antes de que llegara el COVID, se implementaron muchas más durante los últimos años para admitir modelos de trabajo híbridos y remotos.  

“Tienen tonos prometedores, pero creo que, con el impulso en torno al entorno de trabajo híbrido/trabajo remoto, realmente comenzaron a sobrevalorarse”, señala. 

Johnson asegura que toda la intención de las herramientas de colaboración es ayudar a los trabajadores a ser: 

  • Más eficientes
  • Más comprometidos, 
  • A realuzar mejor el trabajo 

Pero, a medida que se presenta cada caso de uso imaginable, casi funcionaron en contra de ser más eficientes porque tiene que comenzar a tener que saltar entre 12 diferentes herramientas para hacer el trabajo.

El ejecutivo agrega: 

“No sé si está sobrevalorado, pero lo está, en el sentido de que es algo brillante que no está a la altura de la emoción”.

Eso puede no ser sorprendente, dada la velocidad de adopción que tuvo lugar en los últimos años.  

Según la Encuesta de experiencia del trabajador digital de Gartner:

  • Casi el 80% de los trabajadores usaba herramientas de colaboración para trabajar en 2021
  • Frente al 50% en 2019
  • Un aumento del 44% 

El uso de herramientas de almacenamiento/uso compartido y mensajería móvil en tiempo real también aumentó en un 74% y un 80%, respectivamente.

De manera similar a las expectativas en torno a otra tecnología promocionada, Johnson espera que el mercado de herramientas de colaboración madure y, con eso, brinde tan mejores experiencias como resultados generales.

“Tenemos tantas soluciones puntuales diferentes, muchas de las cuales fueron fáciles de adoptar [por los trabajadores de la unidad de negocios] con una tarjeta de crédito y, a veces, la tecnología no funcionó bien con otras, algunas fueron difíciles de integrar, por lo que se creó un conjunto complejo de herramientas que resulta difícil de navegar para los empleados”, dice.

Johnson espera que el mercado se consolide tanto con las soluciones de plataformas empresariales más grandes adquiriendo algunas de las mejores ofertas de su clase como con algunas de las mejores desarrollando sus capacidades para ofrecer un único producto de software que crea una experiencia de colaboración más completa y fluida.

Es entonces, dice, que la tecnología comenzará a estar a la altura de sus expectativas, y alguna otra ocupará su lugar en la lista de las tecnologías emergentes que hay que re-evaluar. 

Periodista apasionada por la innovación, la tecnología y la creatividad. Editora de The Standard CIO y Factory Pyme para The HAP GROUP