fbpx
Top

Transformación digital, el juego del campeonato

Agile

Transformación digital, el juego del campeonato

No, no te equivocaste y no estás leyendo una nota de la sección deportiva. Aquí hablaremos del partido que tu empresa está jugando y que, por cierto, ya inició.

Por Eugenio Riveroll, Fundador de Las Netas, La verdad con fundamento.

Al hablar de la adaptabilidad de una empresa, viene a la mente que este mismo concepto se aplica al fútbol. ¿Cómo se prepara un técnico para resolver posibles “accidentes” como una expulsión temprana, la lesión de algún titular o un gol tempranero? ¿Cómo estar preparado ante lo inesperado en el juego? La respuesta es sencilla: se planea, se ensaya, se ajusta y se prueba.

Esto me parece muy parecido a lo que una empresa debe hacer en este proceso de conversión a un modelo adaptable. Aquí comparto algunas iniciativas que para ello deben tomarse en cuenta, aunque definitivamente no existen “recetas de cocina” que sean aplicables a todas.

LEE TAMBIÉN: Digital primero: ¿por qué las empresas deberían convertirse ahora? 

  1. ¿Está tu negocio adaptado para competir en la era digital? El uso de la tecnología no es cuestión de “moda”, si no una necesidad para mejorar el servicio al cliente, difundir tus campañas en otros medios, fortalecer la comunicación con tus clientes y proveedores, y aumentar la productividad en tu piso de fabricación, sólo por mencionar algunos de los procesos que han tenido grandes cambios en la era digital. Afina tu juego.
  2. ¿Hace cuánto actualizaste tu versión de ERP? Este es un tema que va de la mano con qué tan flexible es tu ERP como para incorporarle cambios o si requiere de esfuerzos mayúsculos en tiempo y dinero. Los ERP pueden convertirse en un ancla para la adaptabilidad empresarial sobre todo si están altamente customizados.
  3. ¿Qué uso da la gerencia de tu empresa al análisis de datos para la inteligencia de negocios?
  4. ¿Qué tan frecuentemente realizas estudios de mercado y “benchmarks” para generar campañas o reaccionar ante disruptores?
  5. ¿Cuentas con un plan de desarrollo de talento humano y otro de capacitación incluyendo a tu alta y media gerencias?
  6. ¿Cómo planeas tu demanda y cómo te aseguras de reconocer variaciones rápidamente que te permitan reaccionar en tu piso de producción?
  7. ¿Identificaste ya varios proveedores y maquiladores que puedan garantizarte el abasto de tus materias primas?
  8. ¿El “lay-out” de tus instalaciones te permite hacer ajustes para aumentar o disminuir tu capacidad de almacenamiento y despacho?
  9. ¿Actualizaste tus planes de contingencia y capacitaste a tu personal para su implementación?
  10. ¿Tienes los mecanismos formales que promocionen internamente ideas de innovación que surjan de tu propio equipo o incluso de terceros?
  11. ¿Estás monitoreando el comportamiento de aquellos KPIs a los que le has dado prioridad este año? ¿Identificaste ya cuáles son los KPIs prioritarios de los próximos años en una visión de mejora continua y sostenida?
  12. ¿Qué avance tienes en tu estrategia en la nube?
  13. ¿Cuándo fue tu última reunión para asegurar que tu equipo está alineado a los objetivos e iniciativas de tu negocio?

LEE TAMBIÉN: Gartner: en 2025 la nube tendrá 50% del gasto TI

Latinoamérica: cómo sacar ventaja en el juego de la transformación

Lamentablemente en Latinoamérica, muchas de las iniciativas que aquí menciono se encuentran en las prioridades media o baja de las diferentes juntas directivas y por ende el nivel de inversión para su implementación es muy bajo.

Esto sucede claramente en el rubro de la tecnología, al comparar la inversión que las empresas realizan en otras geografías, lo que ocasiona que las brechas entre las ofertas de las empresas se hagan cada vez mayores, corriendo el riesgo de llegar al punto que se conviertan en inalcanzables, tal como sucede en el futbol, donde el europeo se ha despegado del resto del mundo.

Recuerda que la disrupción mata a las empresas, pero sólo a aquellas que así lo permiten, y que el mayor impulsor de los modelos de negocio es el uso de tecnología, si y sólo si se enfocan en la mejora de procesos.

¿Abrirías una cuenta en un banco sin servicios en línea? Hazte esta pregunta hacia tu empresa y tu mercado para identificar áreas de mejora y oportunidad, comparando el servicio que brindas contra el que ofrece tu competencia. El consumidor manda.

Desde hace ya varios años sabemos lo que es la amenaza de la entrada de un competidor del otro lado del mundo en nuestro propio “barrio”, pero te invito a pensar en este fenómeno de globalización desde una óptica diferente: identifica mercados potenciales para tu negocio también en el otro lado del mundo. Aprende las técnicas de juego en los mercados internacionales. Esto te daría la oportunidad de crecer bajo la premisa de un mismo mercado, pero en diferente geografía.

Te recomiendo identificar las iniciativas de transformación que debes implementar en tu empresa y que fijes prioridades tomando en consideración tus recursos, el beneficio que cada una de ellas aportará a tu negocio al implementarse y por supuesto, tu oferta en el mercado contra la de tus competidores, pues puede haber la necesidad de tomar medidas urgentes si es que estás perdiendo mercado. Es un error común querer implementar todas las iniciativas al mismo tiempo.

Te recomiendo también, acudir a firmas expertas que puedan ayudarte a realizar un diagnóstico de tu empresa, diseñar nuevas iniciativas e incluso implementarlas. Su experiencia puede ahorrarte tiempo y dinero además de la independencia mental con la que te acompañarán en este camino.

Pero el éxito de este tipo de proyectos tiene un común denominador: el liderazgo e involucramiento de la alta gerencia de la empresa debe traer un serio y sincero cuestionamiento de su parte. ¿En este juego, están tú y tu cuerpo directivo debidamente capacitados para ejercer este liderazgo? ¿Cuántas horas del último año han dedicado a capacitarse para competir en una era digital?

Ahora podrás comprender a que me refería cuando decía que el partido que juega tu empresa ya inició.

Recuerda que hoy debemos correr para mantenernos al menos, en nuestra actual posición.

Entusiasta seguidor de la tecnología y las innovaciones que cambian el mundo. Director Editorial y COO en The HAP Group.