fbpx
Top

Metaverso y Conectividad, los retos de un mundo virtual

Metaverso

Metaverso y Conectividad, los retos de un mundo virtual

Para los especialistas de Furukawa, no habrá Metaverso (ni ningún espacio irreal) si no se avanza en el despliegue global de fibra óptica.

 

Sin importar que tan fanático sea usted del concepto mismo de metaverso, su utilidad o viabilidad comercial y tecnológica, todo parece indicar que 2022 es un año en que el mismo será tema frecuente de conversación, análisis y evaluación. 

El Metaverso es un mundo virtual al que nos conectaremos utilizando una serie de dispositivos que nos harán pensar que, realmente, estamos dentro de él, interactuando con todos sus elementos. 

No obstante, para desplegarlo, se necesitará una infraestructura tecnológica robusta, con el fin de brindar una real experiencia inmersiva.

Tanto es así que, hasta ahora, no se han logrado los aaces que los fanáticos del tema desearían. Y es que, aunque parezca, el concepto no es nuevo. 

La noción de Metaverso data de 1992, cuando el escritor de ciencia ficción Neal Stephenson lo definió en su novela Snow Crash, como un mundo ficticio virtual y colectivo. 

Hoy, es más simple referirse a él como un Internet Inmersivo y Tridimensional.

El nuevo mundo 

Si relevancia, sin embargo, se asocia con noviembre de 2021, cuando Mark Zuckerberg, CEO de Facebook, anunció el cambio de nombre de su empresa a Meta Platforms Inc. o simplemente Meta. 

Con este cambio de denominación, Zuckerberg anticipaba un nuevo nivel de experiencia virtual en la que los usuarios podrán entrar para: 

  • Reunirse
  • Trabajar 
  • Y jugar… 
  • .. con dispositivos de realidad virtual
  • Gafas de realidad aumentada
  • Aplicaciones en smartphones 
  • Y otros dispositivos.

Tras el anuncio, el interés por la construcción de mundos digitales se disparó entre las compañías y los usuarios. 

No exageramos: según una encuesta de Bloomberg Intelligence, la plataforma tecnológica del Metaverso podría transformarse en un mercado de US$ 800.000 millones para 2024. 

Pero, antes, hay que resolver los desafíos técnicos que supone el despliegue: el Metaverso necesitará una infraestructura tecnológica: 

  • Capaz de brindar toda la capacidad de cómputo
  • Almacenamiento y ancho de banda…
  • … necesarios para brindar una real experiencia inmersiva.

Metaverso

Conectividad y fibra óptica 

De hecho, Qualcomm señaló en 2018 que, para desarrollar un entorno de realidad virtual como el Metaverso, requeriría de una velocidad mínima de navegación de 200 Mbps.

Al respecto, Magno Fugisava, Market Manager de Furukawa Electric LatAm, explica que actualmente, la tecnología que mejor satisface estos exigentes requerimientos es la fibra óptica, ya que ofrece velocidades muy altas, alcanzando capacidad de centenas de Terabits en pruebas recientes.

“La fibra óptica se convertirá en la conexión indispensable para el desarrollo de las experiencias virtuales e inmersivas que caracterizarán al Metaverso, ya que garantiza diversos parámetros que para desarrollar una experiencia en tiempo real son fundamentales, como una mayor estabilidad en la señal y una transmisión de audio y video en tiempo real”, explica el ejecutivo de Furukawa Electric LatAm.

Sin embargo, el ejecutivo destacó que, aún así, la madurez de este nuevo entorno inmersivo no se alcanzará antes de 10 o 15 años. 

Metaverso = 5G

Fugisava estima que el despliegue efectivo de esta tecnología, además de tiempo, requerirá del trabajo (mancomunado o no) de diversas compañías como Microsoft, Nvidia y Epic Games (creadores de Fortnite).

La buena noticia es que, la proyección de una década nos permite afirma que el desarrollo del-(los) Metaverso(s) pemitirá, también, tanto impulsar como capitalizar las ventajas de la tecnología 5G, contribuyendo a su madurez y masificaciôn. 

Incluso, encontrará su mayor expresión cuando se inicie el camino concreto hacia 6G: se espera que las primeras implementaciones comerciales de esta tecnología comiencen a partir de 2028

¿Las velocidades? Según un análisis realizado por Samsung: 

  • 5G está diseñada para una tasa de transferencia datos máxima de 20 Gbps
  • 6G se prevé que alcance los 1.000 Gbps

“Mientras más complejas sean las plataformas, mayor será el ancho de banda que se requiera. Los nuevos entornos virtuales de interacción en tiempo real requerirán prestaciones más exigentes, y en este escenario, será más necesario el uso de conexiones con fibra óptica”, concluye Fugisava.

Periodista apasionada por la innovación, la tecnología y la creatividad. Editora de The Standard CIO y Factory Pyme para The HAP GROUP