fbpx
Top

5 tipos de e-Fraude que amenazan pagos electrónicos

e-fraude o fraude electrónico

5 tipos de e-Fraude que amenazan pagos electrónicos

El número de tipos y casos de e-Fraude o fraude electrónico crece de la mano del  eCommerce.

Si hay un sector que ha enfrentado grandes desafíos por el confinamiento es el Retail, sea cual sea el tamaño de la organización.

No obstante, una rápida (y difícil) migración al eCommerce en 2020 permitió la sobrevivencia de muchas marcas y empresas.

También fue bueno para la ciberdelincuencia en América Latina que está encontrando a empresas y consumidores en toda la región poco preparados para sus múltiples operaciones.

Las cifras son alarmantes, según José Andrés Chávez, CEO y cofundador de Bayonet.

  • 0.5% y el 6% e la pérdida en las ganancias a causa de los contracargos que puede tener una empresa;
  • 3 veces mayor es el porcentaje de intento de e-Fraude o fraude electrónico en la región , con respecto a Europa o Estados Unidos;
  • 4 veces, una más que el eCommerce, creció este tipo de delito en México en 2020.
  • 2,5 millones de pesos fue el monto defraudado en México (país que lidera la región), según cifras de Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef).

Chávez recomienda a los retailers estar atentos estos, los cinco tipos de e-Fraude más frecuentes en LatAm:

1. e-fraude clásico

En este  fraude electrónico el ciberdelincuente consigue datos bancarios reales y auténticos conseguidos en la darknet, realiza una compra y la envía a una dirección distinta a la usada para comprar. En este tipo de operaciones, los hackers cubren la dirección IP para no ser descubiertos.

2. Entrega interceptada

En esta modalidad la compra es realizada con documentos legítimos. Los defradaudores solicitan el envío de la compra a la dirección de la tarjeta, pero evitan que el envío llegue a manos del tenedor legal del documento.

3. Reembolso fraudulento

Consiste en que un cliente realiza un pedido y luego de que lo recibe alega que su tarjeta o datos bancarios fueron robados, por lo cual solicita una devolución. De este modo conserva el producto y es altamente probable que reciba el reembolso, ya que las instituciones financieras suelen favorecerlo, sobre todo si la compra se hizo con una tarjeta de crédito, ya que de otro modo el banco tendría que asumir la deuda.

4. Robo de identidad

El estafador roba los datos de una persona y con ellos saca tarjetas de crédito con las cuales realiza compras, cuando el dueño de la información se da cuenta pide cancelar las cuentas y las transacciones.

5. Pruebas de autenticidad de tarjeta

Este es uno de los fraudes más sofisticados ya que requiere de tecnología como bots. Aquí los estafadores prueban con un número de tarjeta aleatorio en un sitio web que muestra información sobre las tarjetas declinadas; así, una vez que comprueban el número de tarjeta deben hacer lo mismo con la fecha de expiración y CVV. Los bots les dan la posibilidad de identificar estos números en muy poco tiempo y una vez que los tienen pueden realizar diversas comprar en diferentes sitios web al mismo tiempo.

Periodista apasionada por la innovación, la tecnología y la creatividad. Editora de The Standard CIO y Factory Pyme para The HAP GROUP