fbpx
Top

Metaverso, ¿es momento para que los CIOs experimenten? 

Metaverso

Metaverso, ¿es momento para que los CIOs experimenten? 

Los CIOs han estado renovando las TI heredadas, preparándose para la innovación. Muy pocos ven el potencial transformador del metaverso.

Por Thornton May | Original de IDGN

 

Durante los últimos cuarenta años, los CIOs han trabajado para moderniz, rarediseñar y, en última instancia, reemplazar infraestructuras heredadas, subestimadas y con fondos insuficientes. 

Todo ello con la esperanza de brindar todos los beneficios asociados con las oleadas periódicas de tecnologías emergentes transformadoras.

El debate ahora hace estragos en las comunidades digitales y de TI con respecto a cuál será el cambio tecnológico sísmico de la década de 2020.  

Algunos argumentan que el metaverso será la próxima plataforma informática dominante.  

A pesar de la tibia demanda de los usuarios de capacidades de metaverso hasta la fecha, es el momento adecuado para que las empresas realicen experimentos y prototipos en este espacio potencialmente disruptivo.

En este momento, el metaverso es, esencialmente, una amalgama indefinida de tecnologías y conceptos que incluyen, entre otros:

  • Realidad aumentada (AR)
  • Avatares
  • Blockchain
  • Criptomonedas
  • Realidad extendida (ER)
  • Realidad mixta (MR)
  • NFT (tokens no fungibles)  
  • Realidad virtual (VR) 
  • Y Web3

Caminos, extremos y encrucijadas

Para ayudar a los CIOs a descubrir qué deberían hacer con el metaverso, consultamos a un grupo selecto de CXO en grandes empresas sobre sus planes y nos sumergimos durante varias semanas en el procesaiento y síntesis de la mayor cantidad de información posible sobre el tema, incluida una serie de  ejercicios que planteamos en varias plataformas de redes sociales.

Se les pidió a los ejecutivos que completaran la oración: “El metaverso es ______”. 

Las respuestas cubrieron todo el espectro. Desde el escepticismo y la hostilidad total como, por ejemplo: 

  • “Un montón de ideas realmente interesantes en una pizarra, que probablemente no sucedan en realidad”
  • Pasando por un leve interés hasta la creencia evangélica.

Algunos creen que el metaverso es: 

  • “Una cosa, no necesariamente la cosa”
  • Evolutivo, no revolucionario”  
  • Y que debe verse “simplemente como una extensión y un cambio de marca de la realidad virtual” 

Un defensor sin aliento insistió en que el metaverso es un “plano de existencia virtual paralelo”, mientras que otro afirmó que era “un imperativo moral”.

Desde el punto de vista de la observación, la mayoría está de acuerdo en que el metaverso podría ser “un lugar”. 

Es decir, un entorno donde las personas pasan el tiempo y “una plataforma”.  

La mayoría de los ejecutivos también creen que el metaverso es definitivamente “un fenómeno” y podría ser “una oportunidad”.  

La mayoría cree que, como mínimo, debería verse como “el último paso en la digitalización general de las actividades sociales”.

Metaverso

Siga al dinero

La investigación indica que las organizaciones del lado de la oferta están gastando mucho en el metaverso. 

Meta Platforms, matriz de Facebook, está gastando aproximadamente US$10.000 millones por año en iniciativas de metaverso y planea continuar haciéndolo en el futuro previsible.

Goldman Sachs ve potencial para que el metaverso crezca hasta convertirse en un mercado de US$ 8 millardos (billones en inglés) para 2025. 

Morgan Stanley y Bank of America también son optimistas sobre las perspectivas del metaverso.

Aún así, cuando se les preguntó qué imágenes, pensamientos e impresiones les vienen a la mente cuando piensan en el metaverso, la mayoría de los ejecutivos  dijeron que esta tecnología no es diferente de la concepción de principios de la década de 2000 de: 

  • Usar un auricular VR y un traje háptico 
  • Mientras conduces un automóvil volador
  • Hasta una perfecta mansión imaginaria
  • En una realidad alternativa tranquilamente desinfectada.

Si esa es la concepción, no es de extrañar que pocos CIOs hayan dedicado un tiempo serio a pensar en las posibilidades de sus empresas.

Es útil, a veces, pensar en cualquier nueva tecnología usando una metáfora del tren: 

  • Alguien debe inventar el tren (es decir, la nueva tecnología)
  • Alguien debe poner las vías
  • Y alguien debe viajar en el tren para que el potencial de la invención se realice por completo  

Metaverso

Este último grupo representa a aquellos que compran e implementan la tecnología, un puesto reservado para el CIO.

Se les pidió a los ejecutivos que se colocaran en un espectro de:

  •  No hay tren
  • Hay un tren y probablemente debería estar en él
  • El tren ya salió de la estación y yo estoy detrás

La mayoría de los ejecutivos se colocaron en algún lugar más allá de “no hay tren” y más cerca de “hay un tren y probablemente debería estar en él”.

Un CIO muy conectado en red en una importante compañía de energía explicó: 

“Ninguna de las corporaciones está jugando con eso y todavía es bastante marginal fuera de los Facebook del mundo”.  

El exdirector gerente de una importante firma de capital de riesgo admitió: “Metaverso, ni siquiera soy un turista en ese mundo”.  F

Y un magnate de la tecnología de Texas insistió: “Conozco a muchas personas inteligentes y ninguna de ellas puede siquiera deletrear metaverso”.

Entonces, si el potencial es algo que se puede realizar, tal vez los líderes de TI pronto se encuentren en el tercer grupo: habiéndose quedado atrás, si no comienzan a investigar pronto.

Subir al tren del Metaverso

Al igual que con cualquier tecnología emergente, nunca es una mala idea preguntarse: “¿Qué problema podría resolver esta nueva tecnología?”

Mike Conley, CIO y vicepresidente senior de los Cleveland Cavaliers y Rocket Mortgage FieldHouse, está haciendo exactamente lo correcto con respecto al metaverso.

Está experimentando y creando prototipos en el espacio del metaverso buscando atraer al 99% de los fanáticos que nunca asistirán a un juego.  

El equipo de baloncesto Cleveland Cavaliers, como marca, tiene más de 30 millones de seguidores en todo el mundo. 

Históricamente, el enfoque principal de las organizaciones deportivas ha sido el 1% de los fanáticos que ingresan físicamente a la arena.

El metaverso tiene el potencial de cambiar eso.

Periodista apasionada por la innovación, la tecnología y la creatividad. Editora de The Standard CIO y Factory Pyme para The HAP GROUP