fbpx
Top

Cultura corporativa: ¿cómo manejarla en un mundo de trabajo remoto?

Cultura Corporativa

Cultura corporativa: ¿cómo manejarla en un mundo de trabajo remoto?

Para reforzar la cultura corporativa en el trabajo remoto, los gerentes y el personal de RR.HH. tienen un rol crítico.

Por: Laszlo Beke | Presidente de la Junta Directiva de Beke Santos

 

En este nuevo mundo de trabajo, en el cual la presencia remota es real en la mayoría de los sectores, la cultura corporativa y la conexión social son elementos claves tantopara los empleados como para las empresas, independientemente de su magnitud. 

Para los nuevos empleados, incluso interacciones superficiales son relevantes. Previamente se publicó “La cultura organizacional y el trabajo remoto” y aquí se reflejarán aprendizajes que se han continuado adquiriendo con la experiencia de la pandemia. 

Y que, en el ámbito remoto, las personas se sienten productivas, incluso contentas trabajando aisladas.

El trabajo remoto ha demostrado tener una serie importante de ventajas pero, la conexión social es la gran falla desde el punto de vista del personal. Desde la perspectiva de la empresa, en cambio, la falka estaría en la transmisión y el mantenimiento de la cultura corporativa.

Cultura corporativa en el mundo remoto

Para preservar la cultura corporativa en un formato remoto, los empleadores necesitan crear un ambiente virtual donde los miembros del equipo se sientan conectados y protegidos. 

Los empleados deben percibir que todo el equipo está trabajando: 

  • Intensamente
  • En conjunto
  • En forma productiva 
  • Y que sus opiniones son escuchadas 

Para lograr esto se requiere contacto habitual entre el gerente y los colegas. 

Sí: en el esquema remoto los gerentes tienen un rol determinante.

Una cultura corporativa sólida es frecuentemente la principal prioridad para los que buscan trabajo. 

En encuestas realizadas:

  • 57% de los que buscan trabajo consideran la cultura tan importante como la remuneración
  • 73% manifestaron que una cultura claramente definida y articulada es el elemento clave de la reputación de la empresa como un buen lugar de trabajo.

Aquello que los empleados echan de menos del trabajo en la oficina es:

  • Conversaciones triviales e interacción con colegas (57%)
  • Colaborar en forma presencial con un equipo (57%) 
  • Y la separación de trabajo y hogar (50%)

Curiosamente, el indicador más importante de retención, de compromiso e involucramiento con la empresa es tener un mejor amigo en el trabajo. Pero esa relación difícilmente se alcanza en el trabajo remoto.

Mantenimiento de la cultura  en entorno de trabajo remoto

Para reforzar la cultura corporativa trabajando en forma remota, los gerentes, el personal de Recursos Humanos y la organización en general tienen un rol crítico. 

Las encuestas indican que los componentes más útiles para la creación de una cultura corporativa sólida en el ambiente virtual son: 

  • Talleres virtuales y oportunidades de aprendizaje continuo (68%)
  • Reuniones semanales del equipo de trabajo y personales con el gerente (66%) 
  • Y flexibilidad en el horario de trabajo.

Cultura Corporativa

Algunas acciones recomendadas incluyen:

1.- Focalizar y reforzar la cultura que se desea desarrollar

Pedir a cada equipo el establecimiento de normas que refuercen la habilidad para el trabajo conjunto en forma remota y compartirla con otros equipos. 

Identificar y tratar de aplicar los detalles culturales que han existido y se quieren mantener como, por ejemplo, si el equipo almorzaba una vez a la semana, hacerlo en forma virtual.

2.- Confiar en el personal

Desistir del exceso de monitoreo del personal que trabaja en forma remota. 

Usar herramientas como Teams de Microsoft o Slack para facilitar la interacción del grupo, disminuyendo la presión generada por múltiples reuniones en Zoom.

3. – Desarrollar el comportamiento para reforzar la cultura deseada 

Una fuerza de trabajo remota requiere más habilidades en coordinación y manejo de la cohesión. 

Los gerentes deben estar preparados a proveer coaching, entrenamiento y soporte de manera que puedan:

  • Desarrollar relaciones con los empleados.
  • Establecer objetivos para los miembros del equipo.
  • Definir estándares para el desempeño.
  • Promover una cultura de rendición de cuentas (accountability) que provea retroalimentación crítica.
  • Comunicar con claridad objetivos, contribuciones requeridas, éxitos, problemas.
  • Ayudar a los empleados a manejar distracciones en el ambiente virtual.
  • Prestar atención a inquietudes de los empleados con respecto a su desarrollo y crecimiento.

4. – Promover el balance trabajo-hogar y la flexibilidad con el empleado 

Esto puede tratar de apoyar para el cuidado de infantes en parejas que trabajan, así como de políticas más flexibles para adaptación a la nueva normalidad.

5.- Abordar temas de salud mental que pueda experimentar el empleado 

Esto incluye el asistir en situaciones tanto de soledad como de luto por el lugar de trabajo físico, la falta de interacción con colegas, etc.

Tecnologías disponibles

Ya se mencionó el uso y aprovechamiento de software colaborativo como Teams de Microsoft y/o  Slack. 

Ahora bien, en su esencia la cultura del lugar de trabajo está definida por el conjunto de normas y rutinas compartidas

Es justo mencionar que, para ello, también hay opciones de software como:

  • Cleary. Crea un “lobby digital” dónde las personas pueden hacer preguntas, realizar anuncios y felicitarse por éxitos en el trabajo. También ofrece indicaciones para “romper el hielo”, aprovechables en reuniones. 
  • Tandem. Anima a los empleados a compartir actualizaciones durante el día, de manera que los colegas pueden saber quién esta disponible para chatear.
  • Donut. Se integra con Slack, agregando opciones para que los trabajadores remotos socialicen, incluyendo un humorístico canal-bebedero de agua, donde personas que no se conocen puedan conversar.

La experiencia remota

Todavía se desconoce hacia donde irá la tendencia futura, pero lo más probable es que será un ambiente mixto.

Es importante mencionar que existen empresas que han ido aprendiendo a través de la experiencia.

Una muy importante es GitLab, la cual emplea 1.500 personas, todos ellos  totalmente remotos desde su fundación hace 10 años.

GitLab promueve el contacto presencial entre sus empleados, dónde y cuándo estos puedan hacerlo. Para ello ofrecen un estipendio de transporte, en caso de que quieran trabajar juntos.

También organizan reuniones presenciales en forma anual que permiten a todos conocerze.

Todo esto tuvieron que incorporarlo, luego de descubrir que era imposible ser 100% remoto, 100% del tiempo.

Periodista apasionada por la innovación, la tecnología y la creatividad. Editora de The Standard CIO y Factory Pyme para The HAP GROUP