fbpx
Top

Design Thinking, cuándo los equipos deben incorporarlo en el Scrum

Infraestructura tendencias Ti

Design Thinking, cuándo los equipos deben incorporarlo en el Scrum

La integración de los principios del Desigh Thinking  en el proceso de desarrollo mejora las experiencias de los clientes y usuarios de tecnología.

Versión original en IDGNS

Para muchos desarrolladores, ingenieros de automatización de control de calidad y de confiabilidad web que participan en equipos de desarrollo ágiles, el trabajo de entrega comienza definiendo historias de usuarios y comprometiéndose a completarlas en sprints.

A veces, la historia del usuario requiere una implementación “back-end” como:

  • Configurar una integración de datos;
  • Codificar una API de microservicio;
  • Abordar la deuda técnica;
  • O mejorar el rendimiento de la aplicación.

Estas siguen siendo historias de usuarios porque sus implementaciones proporcionan valor comercial, pero el propietario del producto puede especificar la experiencia del usuario objetivo con criterios técnicos.

Cuando la característica o la historia del usuario requiere una implementación “front-end” que impacta la usabilidad y requiere un diseño, los equipos ágiles deben decidir cuándo y cómo incorporar:

  • El Design Thinking;
  • El wireframing;
  • La experiencia del usuario;
  • Y las especificaciones de diseño en los requisitos.

No existe una respuesta única para todos sobre cuándo y cómo los equipos ágiles deben definir las experiencias del usuario y las especificaciones de diseño.

Estas consideraciones son las más críticas para el éxito de una aplicación, flujo de trabajo o aplicación móvil porque, en última instancia, garantizar la satisfacción del cliente y la facilidad de uso puede afectar significativamente los resultados comerciales objetivo.

Las historias de usuario ágiles definen el planteamiento del problema

Para ver cómo se cruzan el Design Thinkin y las metodologías ágiles, revisemos cómo los propietarios de productos capturan los requisitos en el trabajo pendiente de un equipo ágil.

El propietario de un producto, generalmente, divide los objetivos en una jerarquía de epopeyas, características e historias de usuarios.

Las historias de usuario ayudan a definir el planteamiento del problema y responden preguntas como:

  • ¿Quién es el cliente o el usuario final?
  • ¿Qué problema u oportunidad debe abordarse?
  • ¿Qué beneficios debería lograr la implementación?
  • ¿Por qué es esto importante para el cliente?
  • ¿Qué criterios de aceptación definen “hecho” para esta historia de usuario?

Design Thinking

Aquí puede ver que las historias de usuarios definen el planteamiento del problema y la oportunidad desde la perspectiva del cliente.

Es una práctica recomendada capacitar al equipo de desarrollo para que recomiende e implemente una solución que aborde el objetivo y los criterios de aceptación definidos en la historia del usuario.

No obstante, esta práctica recomendada no siempre se sigue y muchos propietarios de productos ágiles y analistas comerciales prescriben elementos de cómo implementar la solución en los requisitos de la historia del usuario.

A veces, el propietario del producto tiene una implementación específica en mente y no puede separar el enunciado del problema de las especificaciones de la solución.

Prescribir las implementaciones de las historias de usuario es una mala práctica para los propietarios de productos y sugiere una falta de confianza y colaboración con el equipo.

Pero hay preguntas prácticas a considerar:

¿La experiencia del usuario es parte de la definición del problema o es un elemento de la implementación?

La experiencia del usuario y el diseño pueden ser tanto un problema como una solución, dependiendo de:

  • La naturaleza de la experiencia;
  • Si hablamos de la experiencia del usuario;
  • Si los diseñadores son miembros de los equipos ágiles o no;
  • Y cómo los equipos de desarrollo usan las plataformas en la implementación.

El proceso de Design Thinking

Agreguemos una segunda dimensión a esta discusión sobre cómo las prácticas de Design Thinking tienen como objetivo definir y mejorar iterativamente las experiencias de los clientes.

Las industrias de empresa a consumidor, incluidas:

  • La venta minorista
  • El comercio electrónico
  • Los medios de comunicación
  • Los juegos
  • Y la banca personal…

… clasifican la experiencia del cliente, el diseño coherente y la usabilidad con una importancia estratégica muy alta porque esos factores pueden ser un diferenciador crítico en el lugar donde los clientes obtienen y compran, leen o consumen servicios.

En la actualidad, la mayoría de las empresas consideran tanto las experiencias de los clientes como las de los empleados estratégicamente importantes en la transformación digital.

La gente NO quiere:

  • Pasar por flujos de trabajo torpes
  • Usar herramientas con diseños inconsistentes
  • Tener problemas con instrucciones difíciles de entender
  • O mensajes de error
  • O tardar demasiado en hacer un trabajo

El Design Thinking es un proceso de arriba hacia abajo que comienza con los objetivos del cliente o del usuario final en mente.  Al igual que las metodologías ágiles, existen varias prácticas de Design Thinking y muchas utilizan las siguientes fases de diseño:

  • Empatizar con los clientes en sus necesidades e intentar caminar en sus zapatos
  • Definir los problemas, oportunidades, valores y factores competitivos que rodean las necesidades del usuario final
  • Idear diferentes escenarios, conceptos e innovaciones
  • Flujos de prototipos, desarrollo de una prueba de concepto o piloto con un segmento de usuarios pequeño
  • Pruebe soluciones, capture comentarios, descubra conocimientos y priorice áreas de mejora

Design Thinking

El Design Thinking toca otras disciplinas y herramientas, incluido el desarrollo de segmentos de clientes, la identificación de buyers person de los usuarios y la definición de propuestas de valor.

Los comportamientos se estudian utilizando herramientas como el mapeo de viajes y los mapas de empatía, ambos especialmente útiles al diseñar aplicaciones para realizar tareas específicas como una compra en un sitio de comercio electrónico o registrarse para una suscripción.

 

Diseñar y desarrollar productos, relatos y funciones

¿Se realizan los diseños antes de que los equipos de desarrollo ágiles comiencen a trabajar, o se tiene en cuenta la experiencia del usuario y las consideraciones de diseño en las historias de usuario y las implementaciones?

Lo último que quieren las organizaciones digitales y tecnológicas es un proceso desconectado o en conflicto con especialistas y diseñadores en experiencia del usuario que sigan prácticas de Design Thinking y desarrolladores que sigan un proceso scrum independiente.

La mayoría de las organizaciones aplicarán un proceso completo de innovación, lluvia de ideas o Design Thinking al desarrollar nuevos productos, flujos de trabajo complejos o aplicaciones móviles.

En estas situaciones, la creación de prototipos puede limitarse a maquetas, wireframes y otras herramientas visuales para obtener comentarios del usuario final.

Los equipos deben discutir:

  • Cuándo incorporar a desarrolladores, ingenieros y evaluadores a los procesos de Design Thinking
  • Qué artefactos de diseño se crean y cómo los equipos ágiles deben usarlos al definir características e historias de usuario
  • ¿Cómo deben influir las consideraciones de implementación en la experiencia y el diseño del usuario?

Tener en cuenta las consideraciones de implementación es sumamente importante; de ​​lo contrario, las organizaciones pueden especificar experiencias y diseños que son demasiado complejos o demasiado costosos de diseñar y respaldar.

Concebir experiencias sobre características puede requerir un enfoque más táctico.

Es beneficioso contar con diseñadores y especialistas en experiencia del usuario como miembros o consultores de los equipos ágiles en estos casos.

Estos desempeñan un papel en la definición de requisitos en torno a la experiencia, responden a las preguntas de los desarrolladores y revisan las implementaciones durante el sprint.

Sandy McCarron, directora senior de Moody’s Analytics, ha estado utilizando sprints de diseño con equipos de innovación.

“Los sprints de diseño han sido muy efectivos para nosotros cuando tenemos una fuerte corazonada acerca de una idea, pero los equipos multifuncionales necesitan aportar información.  El verdadero poder de un sprint de diseño es la pequeña inversión de tiempo y dinero para validar la corazonada”, señaló.

Cómo los marcos y herramientas ágiles permiten el Design Thinking

Los frameworks agiles manejan el Design Thinking de manera diferente. SAFe prescribe tres dimensiones de entrega ágil de productos, con el enfoque en el cliente y el Design Thinking que conducen al desarrollo cadenciado y lanzamientos bajo demanda.

El enfoque del Project Management Institute para el Design Thinking en Agile es que los equipos apliquen el Design Thinking para empatizar, definir e idear y, luego, usar agile para construir y entregar el producto de manera iterativa.

StarCIO Agile incorpora el Design Thinking en las prácticas de planificación continua aplicadas a productos, épicas y características y priorizadas por equipos multidisciplinarios que incluyen especialistas en diseño y experiencia del usuario.

Seleccionar, integrar y aplicar herramientas de colaboración entre la gestión de productos, los diseñadores, los desarrolladores, el control de calidad y las operaciones de TI también ayuda a establecer una centralidad en el cliente.

Considere herramientas como:

  • Jira Align y ¡Ajá!  que ayudan a los gerentes de producto a definir personas y mapas de ruta
  • SurveyMonkey y Qualtrics para capturar los comentarios de los clientes
  • Balsamiq e InVision para hacer wireframes y crear diseños
  • AccessiBe, AudioEye y UsableNet para validar con los estándares de accesibilidad
  • Testlio, UserTesting y UXCam para pruebas de experiencia de usuario
  • Jira Software, Asana y Monday.com por capturar los requisitos y facilitar un proceso de scrum
  • Optimizely y LaunchDarkly para marcar funciones y realizar pruebas A / B

DataDog, Dynatrace, Micro Focus AppPulse Suite y ThousandEyes para el monitoreo de la experiencia digital

La conclusión clave para los equipos ágiles es que desarrollar una mentalidad centrada en el cliente e incorporar prácticas de Design Thinking en el proceso de desarrollo son prácticas críticas para mejorar las experiencias de los clientes y empleados.

 

Periodista apasionada por la innovación, la tecnología y la creatividad. Editora de The Standard CIO y Factory Pyme para The HAP GROUP