fbpx
Top

La nueva hoja de ruta empresarial para tiempos inciertos

ruta

La nueva hoja de ruta empresarial para tiempos inciertos

Creemos que habrá algunas prácticas laborales fundamentales que cambiarán permanentemente como resultado de la pandemia.

Por Bob Bailkoski, CEO de Logicalis

Como dijo una vez el físico ganador del premio Nobel Niels Bohr “La predicción es muy difícil, especialmente sobre el futuro”. Pero el 2020 nos ha demostrado que el mundo posterior al coronavirus nunca volverá a ser el mismo, de hecho, creemos que habrá algunas prácticas laborales fundamentales que cambiarán permanentemente como resultado de la pandemia.

Estos son algunos de los cambios que hemos estado explorando a medida que avanzamos hacia un escenario pospandémico y que se mantendrán en el tiempo debido a su aporte a la gestión del negocio.

Lugar de trabajo híbrido.

El giro mundial hacia el trabajo a distancia ha demostrado que los equipos pueden ser tan productivos como desde una oficina fija. Distintas empresas han podido ver una mejora en los niveles de satisfacción de los empleados durante este período de trabajo remoto.

A medida que las empresas pasan a una fase de recuperación, es probable que la oficina se convierta más en un lugar de trabajo de colaboración híbrido complementado con tareas a domicilio y procesos de TI más ágiles.

Servicios basados en la nube.

Los proveedores de la nube han experimentado un gran aumento en la demanda a medida que las empresas aceleran el despliegue de herramientas de colaboración basadas en la nube, aumentan la resiliencia de su negocio y adoptan una infraestructura más ágil que les permite escalar en línea con la demanda.

Muchas empresas también han protegido los flujos de efectivo al aprovechar el modelo de costos operativos que ofrecen los servicios en la nube. Según IDC, las opciones de nube híbrida seguirán desempeñando un papel clave para las empresas, ya que las organizaciones se centran en las necesidades de cumplimiento normativo.

La seguridad es todo.

Los riesgos de ciberseguridad se han expandido con el aumento no solo del trabajo remoto sino del uso de dispositivos y redes que no son de confianza y que acceden a datos críticos. La pandemia ha acelerado el distanciamiento de la seguridad basada en el perímetro, con la rápida migración a los trabajadores a domicilio y la adopción de la nube.

Desafortunadamente, este cambio ha creado una situación en la que muchas organizaciones no tendrán los conocimientos internos para proporcionar las medidas de seguridad adecuadas. Esto es particularmente notable en la nube, donde existen conceptos erróneos sobre la división de la responsabilidad de seguridad entre el cliente y el proveedor de la nube.

Nueva continuidad operativa.

Ya sea que estemos lidiando con la pandemia actual o el próximo impacto en el mercado global, creemos que la hipervolatilidad se convertirá cada vez más en la norma. Optimizar la resistencia de una organización a posibles bloqueos futuros y crear gemelos digitales para emparejar el mundo virtual y físico podrían ser herramientas esenciales para evitar la interrupción del negocio.

De acuerdo con IDC, los planes de continuidad del negocio deben revisarse y reescribirse para que sean más dinámicos en el futuro, ya que se prueban constantemente.

Hiperautomatización.

Un bloqueo global en la escala que hemos experimentado ha demostrado las vulnerabilidades en las cadenas de suministro y el flujo de trabajo. Las empresas con una infraestructura sólida que dependen de la automatización han obtenido mejores resultados que las que no la tienen.

Los analistas predicen un aumento en las tecnologías de automatización implementadas a escala y un mayor uso de la automatización y la robótica del flujo de trabajo.

Análisis de datos.

El COVID-19 está forzando un cambio rápido en el comportamiento de compra de los consumidores y las empresas, lo que significa que los modelos comerciales deben adaptarse.

La analítica basada en datos de tendencias históricas debe evolucionar. Invertir en servicios de análisis y gestión de datos es fundamental para garantizar que las empresas aceleren la extracción de valor de los almacenes de datos, mejorada con el aprendizaje automático aplicado y la IA.

El poder combinado de análisis más sofisticados en una variedad cada vez mayor de conjuntos de datos sigue siendo una mega tendencia. Además, dada la incertidumbre a corto plazo a la que nos enfrentamos ahora, las organizaciones inteligentes seguirán fomentando una mentalidad de utilización de datos, para obtener nuevos conocimientos, basados en servicios de datos confiables, estructurados, seguros y oportunos.

Entusiasta seguidor de la tecnología y las innovaciones que cambian el mundo. Director Editorial y COO en The HAP Group.