fbpx
Top
empresas mexicanas

Sólo 40% de las empresas mexicanas tiene un cierto grado de automatización

Cinco historias de terror que demuestran el gran desafío de la automatización de las pequeñas y medianas empresas mexicanas.

Foto de Ricardo Esquivel en Pexels.

Se tiene la creencia de que la principal fuente de ingresos en un país como México deriva de las grandes empresas trasnacionales y nacionales que operan en el país. Error: las grandes empresas mexicanas sólo representan el 5% del tejido empresarial del país, por lo que las Pymes siguen siendo un motor fundamental en la economía mexicana.

Uno de los mayores desafíos en México es automatizar y digitalizar la administración de las Pymes para que, tan solo en un clic, desde el lugar en el que se encuentren, su director pueda contar con información útil y actualizada sobre la misma y así pueda tomar decisiones acertadas. Por esta razón, contribuir a su fortalecimiento, crecimiento y estabilidad es clave para el bienestar económico y su competitividad. En el marco de la Cuarta Revolución Industrial se hace aún más importante motivar la adopción tecnológica y el tránsito hacia la economía 4.0.

Un camino por recorrer para las empresas mexicanas

Retomando las cifras brindadas por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), alrededor del 40% de las empresas mexicanas tienen un cierto grado de automatización administrativa, por lo que el camino a recorrer es aún bastante largo.

“Cuando el fantasma de la obsolescencia tecnológica ronda cerca de tu empresa y te aterroriza con la amenaza de llevarse a tus clientes ¿sabes a quién llamar? Los asesores profesionales de Oracle ayudan a ejecutar la transformación digital de las Pyme de forma ordenada, mejorando la experiencia del cliente y reduciendo los costos de operación, abriendo la puerta al análisis de los datos y ayudando a descubrir posibilidades infinitas, Así, será mucho más sencillo que decir “Dulces o Travesuras”, expresa Luis Arias, Chief Transformation Officer en Oracle de México.

LEE TAMBIÉN: Digitalización de las pymes: cuatro tecnologías que la harán posible

A propósito de Halloween, Oracle presenta cinco historias de terror para una Pyme y cómo puede usar la tecnología para superar las peores escenas de miedo:

Pesadilla 1. “Hagas lo que hagas, no te quedes dormido” – Freddy Krueger, pesadilla en Elm Street

Así como en la historia de terror de Freddy Krueger donde las peores pesadillas se vuelven una realidad para quienes se duermen, fuera de las películas ocurre algo similar con las empresas mexicanas.

Hay una percepción de que la tecnología de punta no es para las pequeñas empresas y que, además, es muy costosa. Se cree que su adopción es un gasto innecesario e incluso algunas pymes parecieran que le “tienen miedo, mucho miedo”, por considerarla complicada y reducen sus operaciones a aplicaciones de mensajería. ‘Quedarse dormido’ con la modernidad puede convertirse en un verdadero dolor de cabeza.

Actualmente, existen soluciones de acceso libre que corren sobre infraestructuras de nube bajo el modelo del “pago por uso”, e inclusive plataformas sin costo como Oracle Always Free (Cloud Free Tier) para que puedan construir aplicaciones completas y experimentar en la base de datos autónoma de Oracle sin incurrir en costos.

Hagas lo que hagas no te quedes dormido…

Pesadilla 2. “Sabes, es Halloween… todo el mundo tiene derecho a un buen susto, ¿eh?” – Halloween

La película de Halloween donde Michael Myers acecha a sus víctimas con armas letales indiscriminadamente deja una gran lección: nadie está a salvo. En la vida real, los hackers salen al ciberespacio a cazar a sus víctimas. Las pequeñas y medianas empresas mexicanas son una presa fácil. Esto va más allá de un ‘buen susto’, porque no suelen contar con medidas de seguridad robustas, contraseñas fuertes, antivirus y procesos internos rigurosos.

Kaspersky estima que 6 de cada 10 pymes víctimas de un ciberataque no lo superan y terminan cerrando el negocio meses después, incluso pagando altas sumas de dinero por el rescate de los datos y perdiendo la reputación ante sus clientes. Igualmente, según cifras del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), los delitos cibernéticos costarán US$6.000 millones a las empresas este año.

La seguridad de los sistemas es la única forma de garantizar el éxito en los negocios actuales pues los clientes no se interesan en empresas que no tengan medidas de protección.

Según las predicciones de Oracle, para 2025, los ataques de ciberseguridad serán cada vez más sofisticados con la incorporación de Internet de las Cosas e Inteligencia Artificial. Esto también aplica para las pymes, aunque éstas no se consideran suficientemente importantes o tener datos relevantes como para ser atacadas por los ciberdelincuentes.

Frente a esto, existen soluciones y herramientas diseñadas específicamente para respaldar y proteger a los negocios, cuidando los datos según los estándares de seguridad y compliance más altos en la industria. Oracle cuenta con Oracle Data Safe y Oracle Database Vault, plataformas que permiten predecir y alertar de manera proactiva comportamientos sospechosos y potenciales ataques a bases de datos, repositorios de información y todo el tráfico que se maneja en las redes internas de la empresa.

Que este Halloween no te deje un buen susto…

LEE TAMBIÉN: PyMES y ciberseguridad: instruir a los colaboradores es lo menos costoso

Pesadilla 3.  “Nunca digas ‘enseguida vuelvo’, porque no volverás” – Scream

En el thriller Scream uno de los protagonistas se burla con sus amigos de las series de terror cuando dice que en los libretos siempre está la frase “enseguida vuelvo”: esta típica expresión marca entonces la fatalidad del personaje.

Cualquier parecido con la realidad es pura coincidencia. Uno de los miedos más comunes en las pymes es el relacionamiento con los clientes y no lograr retenerlos. Tal vez una de las frases más aterradoras para un negocio es oír de su cliente un: “enseguida vuelvo”.

A falta de herramientas y soluciones, muchas empresas mexicanas se sienten a la deriva frente al conocimiento de los gustos de sus clientes, cómo encontrarlos o de qué manera manejar los procesos de solicitudes, quejas y reclamos. Según una encuesta de Zendesk en 104 países, 7 de cada 10 consumidores afirman ser más severos con las pequeñas y medianas empresas.

Otro estudio calcula que el 73% de los consumidores espera un nivel de personalización en todas las formas de interacción. Por esto, conocer al usuario es lo que puede marcar la diferencia para un negocio, especialmente, cuando se trata de compras en línea. Los clientes rara vez compran en una sola sesión y la mayoría revisa sus teléfonos más de 150 veces por día. Estas sesiones son micromomentos o pequeños puntos críticos dentro del recorrido del consumidor donde puede ganar o perder una empresa.

A medida que los consumidores crean innumerables combinaciones y trayectorias en sus compras, las organizaciones deben considerar fusionar sus plataformas y estrategias de comercio y servicio para ofrecer una experiencia sin traumatismos y definida libremente por los consumidores. Por eso Zendesk coincide en que estas empresas deben adoptar estrategias omnicanal (más que multicanal) y responder satisfactoriamente a las demandas de los usuarios, sin importar el canal de comunicación. El contacto y el seguimiento a los clientes pueden ser producto de un relacionamiento basado en la información y datos que las aplicaciones y plataformas de Customer Experience pueden reunir para hacer cada experiencia más personalizada.

La confianza es uno de los pilares donde está cimentada la relación entre los negocios y los clientes. Perderla no solo es una de las peores pesadillas, sino uno de los errores más graves que cometen las pymes. Que no le pase con sus clientes, un “enseguida vuelvo” es sinónimo de no retorno.

Pesadilla 4.  “Hoy es un buen día para un exorcismo”- El Exorcista

En América Latina, las Pymes contribuyen a la generación del 67% de los empleos en la región. En el caso de México éstas constituyen casi el 70% del empleo formal y aportan al 52% del Producto Interno Bruto (PIB) nacional. En este sentido, para estas empresas el manejo adecuado del capital humano se convierte en todo un desafío.

Una de sus peores pesadillas es experimentar problemas con sus colaboradores ya sea por no contar con el personal adecuado, contratar a personas que no se ajustan al cargo, no tener control sobre el rendimiento de los colaboradores o las constantes rotaciones, no capacitar adecuadamente a la gente, tener claridad sobre las evaluaciones de desempeño y temas como la nómina y vacaciones, o enfrentar acciones legales.

Cualquiera de estos episodios de la vida real puede parecerse a una escena de la película El Exorcista en el que el empresario debe recurrir hasta lo imposible para ofrecer bienestar a sus empleados. Acostumbrarse a que todos los días son “un buen día para un exorcismo” tanto para los colaboradores como para quien maneja la nómina no es aconsejable, ni para el entorno laboral ni para la productividad del negocio.

Para dejar atrás esas prácticas parecidas a las de un exorcismo, existen soluciones tecnológicas como el Fusion Cloud Human Capital Management (HCM) de Oracle que hacen de la gestión de Recursos Humanos una experiencia óptima y fluida, sobre todo, en momentos como el actual, en el que la pandemia ha modificado los hábitos de trabajo

Según un estudio realizado por Oracle y Workplace a más de 12 mil empleados, gerentes, líderes de recursos humanos y ejecutivos de nivel C en 11 países, la pandemia del COVID-19 ha aumentado el estrés, la ansiedad y el agotamiento de las personas de todo el mundo. Por eso, el 75% dice que la Inteligencia Artificial ha ayudado a su salud mental en el trabajo.

Los principales beneficios percibidos fueron proporcionar la información necesaria para hacer su trabajo de manera más efectiva (31%), automatizar tareas y disminuir la carga de trabajo para prevenir el agotamiento (27%) y reducir el estrés al ayudar a priorizar las tareas (27%).

LEE TAMBIÉN: PyMEs en LATAM repuntan como empresas “inteligentes”

Pesadilla 5. “El dolor no se va. Sólo le hacemos espacio” – The Walking Dead

Si hay algo que se vive con terror en una organización son los cierres financieros. Cada fin de año fiscal es un momento de estrés, de angustia por cumplir los plazos legales y de extenuantes horas invertidas en la evaluación de cada número. Quienes tienen la responsabilidad de llevar a cabo esta tarea saben que lo más probable es que entren a una dimensión desconocida: a la del apocalipsis zombie.

Cuando se acerca este momento, la mayoría de las empresas mexicanas acepta con resignación la expresión de la serie The Walking Dead “el dolor no se va. Sólo le hacemos espacio” y se limita a sobrevivir esas horas que muchas veces parecen una eternidad. Esto, porque lo cierto es que las pymes elaboran sus informes contables usando hojas de cálculo que alimentan de forma manual, con procesos muy largos y con una alta probabilidad de generar errores a lo largo de la cadena.

Para evitar que los responsables financieros se conviertan en zombies las pymes sí cuentan con una solución. Haciendo uso de plataformas como NetSuite que incluyen aplicaciones como ERP y EPM pueden tener cierres financieros inteligentes, organizados, transparentes y adaptables a sus negocios.  Estas ayudan a los equipos de finanzas a mejorar la toma de decisiones con información en tiempo real, simplificar los procesos comerciales e impulsar las eficiencias necesarias para el crecimiento. También a mejorar la toma de decisiones con planificación predictiva, la productividad del usuario y la colaboración con asistentes digitales.

Todas estas soluciones permitirán a las pymes salir de la dimensión zombie al mundo inteligente y como dirían en la serie “no nos debilitaremos. Ya no somos así. Lo haremos funcionar”.

Las historias ficticias de terror de las películas no están tan alejadas de la realidad que viven muchas de las empresas, por eso, es mejor siempre estar preparados con la mejor tecnología para hacer frente a todos los “villanos”.

Entusiasta seguidor de la tecnología y las innovaciones que cambian el mundo. Director Editorial y COO en The HAP Group.