fbpx
Top

Volvo presenta camión de celdas de hidrógeno 

Volvo

Volvo presenta camión de celdas de hidrógeno 

El vehículo Volvo con celdas  de combustible alimentadas por hidrógeno es el primero de su tipo, con 1.000 kilómetros de autonomía.

 

Es un hecho: descarbonizar el mundo no va a ser fácil. Per se avanza cada día con pasos cada vez menos modestos. 

Muestra de ello, Volvo Trucks ya ofrece camiones eléctricos basado en baterías de litio en Europa y Estados Unidos. 

Y a finales de esta década,  habrá otra opción neutra en cuanto a emisiones de CO2: los camiones eléctricos basados en celdas de combustible impulsados por hidrógeno. 

Aunque, inicialmente, sólo estará disponible en Europa (cuya legislación para descarbonizar es más agresiva), el inicio de la producción abre una nueva etapa en el mercado de los combustibles, con posibilidades aún fuera de la vista de la mayoría. 

“La combinación de camiones eléctricos con baterías y de celdas de combustible permitirá a nuestros clientes eliminar completamente las emisiones de CO2 de sus camiones, independientemente del tipo de operación de transporte”, afirma Roger Alm, presidente de Volvo Trucks. 

Lo más importate son los avances que se evidencian desde ahora: 

  • Los camiones eléctricos con celdas de combustible tendrán una autonomía comparable a la de muchos camiones diésel
  • Es decir, hasta 1.000 km 
  • Y un tiempo de repostaje inferior a 15 minutos

Autonomía verde 

En este sentido, Alm destacó que las pruebas con clientes en operaciones reales comenzarán en unos años y la comercialización en Europa está prevista para la próxima década. 

“Los camiones eléctricos impulsados por hidrógeno son adecuados para largas distancias y aplicaciones pesadas con gran demanda de energía. También pueden ser una opción en países donde las posibilidades de recarga de las baterías de litio son todavía limitadas”, dice Roger Alm. 

La tecnología de las celdas de combustible se encuentra todavía en las primeras fases de desarrollo y presenta muchas ventajas, pero con retos por delante. 

Uno de ellos es el suministro de hidrógeno verde a gran escala. 

Otra es la infraestructura de repostaje para vehículos pesados que aún tiene mucho que desarrollar.

“Esperamos que el suministro de hidrógeno verde aumente significativamente en los próximos años, ya que muchas industrias confiarán en él para reducir el CO2. Sin embargo, no podemos esperar más para descarbonizar el transporte”, destacó Alm. 

El ejecutivo ha sugerido a todas las empresas que operan en el segmento de cargas que inicien el viaje con los camiones eléctricos ya disponibles. 

“Dentro de unos años, los vehículos de celdas de combustible serán un complemento importante para las rutas más largas y los transportes más pesados”, aseguró Alm. 

Periodista apasionada por la innovación, la tecnología y la creatividad. Editora de The Standard CIO y Factory Pyme para The HAP GROUP