fbpx
Top

Los robots salen de las fábricas: ¿alerta de Terminator?

Los robots

Los robots salen de las fábricas: ¿alerta de Terminator?

Las evidencias apuntan a que  la llegada de los robots será disruptiva pero, pese a las reservas de muchos, beneficiosa para el mercado laboral.

Por: Laszlo Beke | Presidente de la Junta Directiva de Beke Santos

 

Tradicionalmente los robots han sido dispositivos mecánicos brutos y poco elegantes escondidos en fábricas. Eran muy simples, hacían los que se les decía y se les mantenía alejados de la gente. 

Efectivamente eran peligrosos, una brazo podía herir a un ser humano. 

Pero hoy, los robots están saliendo de sus escondites industriales y cada vez están más presentes en:

  • Supermercados
  • Clínicas
  • En cuidado social 
  • Y muchos otros lugares 

Los robots hoy son móviles, autónomos, mucho más diestros y, también, más colaborativos. El potencial de la revolución robótica es inmenso.

Los robots se han visto beneficiados por las continuas innovaciones tecnológicas que han traído los teléfonos inteligentes:

  • Cámaras y sensores baratos 
  • Comunicaciones inalámbricas veloces 
  • Y chips tan to minimizados como más poderosos

Todo eso aunado a avances en Machine Learning (Aprendizaje de Máquina) que le han agregado software a estos dispositivos. 

De hecho, el software le permite a los robots estar mejor informados del ambiente que los rodea y  tomar mejores decisiones. 

El crecimiento en el uso de robots asimismo se visto impactado por varios factores:

(a) Muchos sectores de la economía están cortos de personal, por cuanto la demanda de este se ha recuperado más rápido de lo esperado en la pandemia y muchas personas se han retirado del mercado laboral. 

(b) La necesidad de almacenes ha crecido mucho debido a la expansión del comercio electrónico. Los robots están recogiendo los productos de los estantes y, así, aumentan las cantidades que los empleados empacan.

(c) Los robots están comenzando a desplazarse en las aceras, entregando productos o comida en las puertas de los domicilios y asistiendo a los adultos mayores.

Temores históricos

Muchas personas temen que los robots destruyen trabajos. En una publicación de la Universidad de Oxford en 2013 se planteó que el 46% de los puestos de trabajo de Estados Unidos estaban en riesgo por la robotización. 

Ahora se sabe que las preocupaciones por un desempleo masivo fueron exageradas. 

Las evidencias apuntan a que la llegada de los robots será disruptiva, pero, eventualmente, beneficiosa para el mercado laboral: 

(a) Japón y Corea del Sur tienen la mayor penetración de robots, pero mantienen un mercado laboral fuerte. 

(b) En la manufactura japonesa entre 1.978-2.017, el aumento de un robot por cada 1.000 trabajadores incrementó el número de empleados en 2,2%. 

(c) En Corea del Sur la robotización disminuyó el número de trabajos en manufactura, pero estos se desplazaron a otros sectores. 

(d) En Finlandia las empresas manifiestan que el uso de tecnología avanzada ha llevado a un aumento en contrataciones de personal.

Los robots

Cambios en el lugar de trabajo

La llegada de los robots traerá cambios mayores tanto en los lugares de trabajo como respecto a las habilidades requeridas en las empresas que serán exitosas a futuro. 

Algunos consideran que el cajero de autoservicio en los supermercados es una muestra de “mala automatización”, por cuanto estos desplazan cajeros humanos. 

Pero resulta que no piensan que sea distópico que los robots sustituyan al carnicero, ya que este trabajo no es tan agradable y también es estigmatizado. 

La realidad es que el personal de caja desplazado puede ser reentrenado para ayudar a los clientes tanto escogiendo como recomendando productos en los estantes y, posiblemente, disfrutarán más lidiando con quienes están buscando asistencia. 

Es inevitable que dentro de una disrupción mayor haya quienes salgan perjudicados, aun cuando los robots contribuyan a una mejor sociedad. 

En los años del periodo 1990-2000 el crecimiento en el comercio internacional – el cual fue enormemente beneficioso – provocó un rechazo político. 

Los perdedores se sentían dejados de lado. Esa es una de las razones por las cuales las empresas y los Estados deberían reconocer el valor del aprendizaje continuo

En la medida que los trabajos cambian, los trabajadores deben adquirir nuevas habilidades, incluyendo el manejo de los robots y trabajar con los mismos. 

Los robots, progresivamente, se convertirán en sus colegas.

Hoy en día, hay tres millones de robots trabajando en fábricas a lorgo del planeta. 

Millones adicionales

Los trabajos que ejecutan los robots son aburridos, repetitivos y agotadores. 

En lugar de destruir puestos de trabajo, los robots crean nuevas posiciones al hacer a las empresas más eficientes y permitiéndoles, así, crecer. 

El temor que existía en las fábricas también lo hay en el sector salud. Allí también pueden ayudar los robots y, bajo ciertas circunstancias, pueden ser hasta mejores, como en el tipo de trabajo realizado por los fisioterapistas humanos, ya que son incansables y confiables. 

Pueden ejercitar las extremidades de una persona con movimientos consistentes y, además, pueden tomar medidas objetivas respecto la recuperación.

Robots con gente

El ritmo de la automatización tiende a acelerar, ya que la pandemia ha creado cambios sociales que, aparentemente, perdurarán y los robots siguen mejorando. 

Ahora bien, los robots que trabajan con gente requieren entrenamiento especializado. Todavía hay mucho espacio para mejora en este aspecto.

La mayoría de estos dispositivos desempeñan trabajos definidos y los móviles usan sus sensores para no tropezarse con las personas. 

Por ello es muy importante que puedan desarrollar la capacidad de anticipar lo que las personas necesitan o van a hacer. 

Las aplicaciones más exitosas utilizan robots programados por un ingeniero que trabaja de cerca con alguien (denominado experto-en-dominio) que conoce, profundamente, la tarea a realizar. 

¿Por qué? El objetivo es facilitar el entrenamiento mientras, también, se están desarrollando sistemas de Inteligencia Artificial que pueden enseñar al robot, utilizando comandos en lenguaje natural. 

Periodista apasionada por la innovación, la tecnología y la creatividad. Editora de The Standard CIO y Factory Pyme para The HAP GROUP