fbpx
Top

Monitoreo Digital, 6 factores claves del actual eCommerce

Monitoreo Digital

Monitoreo Digital, 6 factores claves del actual eCommerce

El incremento de las interacciones y transacciones digitales ha hecho del monitoreo digital de nuestros canales una nueva función vital.

 

Las cifras son contundentes en todo el mundo, con variaciones realmente menores en los estudios.

Lo que es indiscutible es que el mundo y el comercio cambiaron y, ahora, 58% de las interacciones del consumidor son digitales.

A veces con pesar, las empresas se han convencido de que, pese a las dificultades que se puede traer el actual proceso de transformación digital, no es reversible.

Así que desarrollar nuestros canales digitales no es opcional: es fundamental para la continuidad del negocio.

La efectividad de este cambio ha sido tal que se espera que el 40% del PIB de Latinoamérica esté digitalizado para 2022. No obstante, el monitoreo digital de los nuevos canales constituye un nuevo reto para las empresas.

“Muchas veces, las áreas de monitoreo las manejan profesionales de sistemas, redes y operaciones, lo cual siempre resulta en una gestión reactiva, es decir, lo que llamamos coloquialmente atender el incendio. Por este motivo es que es recomendable invertir desde el diseño e inicio de operaciones en un área de Monitoreo y Gestión de Eventos dedicada al apoyo de las demás áreas y el análisis que necesitan las gerencias para tomar decisiones”, explica Alejandro Padilla, Gerente General y fundador de Atentus.

Desarrollar la experiencia

Padilla considera que los aportes tecnológicos actuales en áreas como robótica e Inteligencia Artificial (IA) deben ser capitalizado.

Veamos los seis factores claves que las empresas deberían atender para capitalizar su inversión en monitoreo digital:

1. Medición de la calidad producida del canal digital

En el mundo digital tenemos lo que llamamos “usuarios digitales incógnitos” que es una técnica de monitoreo sintético y que dependiendo de la herramienta y plataforma puede entregarnos más o menos información para un buen diagnóstico y con precisión.

 

2. Seguimiento de los usuarios reales

Esta técnica también se conoce como RUM (Real User Monitoring) y se puede implementar con herramientas invasivas (que marcan al usuario) y no invasivas (que miden del lado del servidor). Si bien esta información la explotan las áreas de marketing y productos, es posible agregar dimensiones de “calidad de respuesta” que entrega información valiosa para depurar las aplicaciones.

3. Monitoreo de Desempeño de Aplicaciones

Esta es una técnica de depuración de software que permite visibilizar el comportamiento de las aplicaciones y de sus interacciones, sin intervenir el código de éstas. Mediante estas herramientas podemos crear mapas de servicios entre aplicaciones, medir el desempeño de: bases de datos, rutinas, consultas, ejecuciones bajo demanda, servicios, etc. Si bien estas herramientas visibilizan las aplicaciones, su verdadero poder lo aprovechan los equipos de desarrollo de software, ya que cuentan con información de depuración en producción.

 

4. Monitoreo de Servicios

Permite visualizar el estado de cada servicio de la infraestructura y el impacto en cada canal digital en producción.

5. Monitoreo de Servidores

Permite visualizar el estado de cada servidor, físico o virtual (on premise o en nube), de toda la infraestructura y el impacto en cada canal digital en producción.

6. Monitoreo de Redes de Datos y Comunicaciones

Permite visualizar el estado de las componentes de red y seguridad de la infraestructura así como también de los proveedores de enlaces y comunicaciones.

 

Periodista apasionada por la innovación, la tecnología y la creatividad. Editora de The Standard CIO y Factory Pyme para The HAP GROUP