fbpx
Top

Por qué bloquear SWIFT es la más peligrosa sanción contra Rusia

SWIFT

Por qué bloquear SWIFT es la más peligrosa sanción contra Rusia

Cortar el acceso de Rusia a la red financiera más grande del mundo (SWIFT) es quizás la sanción más fuerte en respuesta a la invasión de este país a Ucrania. También podría tener implicaciones masivas en todo el mundo, afectando a la UE y la confianza en el dólar estadounidense.

Por: Lucas Mearian, Computerworld

Estados Unidos y sus aliados de la OTAN han implementado sanciones sin precedentes contra Rusia como represalia por la invasión de Ucrania, incluida la prohibición de exportaciones de tecnología de punta a este país en conflicto. Una medida por la que abogaron Ucrania y algunos de sus aliados, fue aislar a Rusia de SWIFT, la red de transacciones financieras más grande del mundo. Es una opción que apartaría a Rusia de la mayoría de las transacciones bancarias internacionales y potencialmente paralizaría su economía por un tiempo.

El sábado, EE. UU. y sus aliados avanzaron con planes para hacer precisamente esto. “Nos comprometemos a garantizar que los bancos rusos seleccionados se eliminen del sistema de mensajería SWIFT”, dijeron en un comunicado conjunto líderes de la Unión Europea, Francia, Alemania, Italia, Reino Unido, Canadá y Estados Unidos. “Esto asegurará que estos bancos estén desconectados del sistema financiero internacional y perjudique su capacidad para operar globalmente”.

SWIFT (Sociedad de Telecomunicaciones Financieras Interbancarias Mundiales) es una red de mensajería financiera utilizada por más de 11 000 instituciones financieras en 209 países. Supervisada por los bancos centrales del G10, la red de pago SWIFT utiliza códigos seguros y estandarizados que permiten a las instituciones financieras enviar y recibir información, como instrucciones para transferir dinero a través de las fronteras.

La red SWIFT es fundamental para el comercio transfronterizo, ya que permite a las empresas de un país garantizar el pago en otra nación. Por ejemplo, una empresa de la UE que compre productos rusos debe usar SWIFT para transferir fondos de un banco local a la cuenta bancaria del proveedor ruso usando sus códigos bancarios de SWIFT.

Rusia ve comprometidos sus ingresos petroleros

Una vez que Rusia se desconecte de la red, su gobierno y empresas ya no podrán recibir pagos por bienes y servicios, salvo que Rusia establezca medidas alternativas. El 40% de los ingresos de Rusia por las ventas de petróleo y gas son gestionados por transacciones que pasan por la red SWIFT, según Aseem Prakash, cofundador y Global Futurist del Centre for Innovating the Future, una firma de asesoría con sede en Toronto.

Las ramificaciones de la prohibición de SWIFT podrían sentirse rápidamente. El sábado por la noche, por ejemplo, un reportero de MSNBC tuiteó que le habían pedido que pagara inmediatamente la cuenta de su hotel en Moscú. “Mi hotel en Moscú me pidió que liquidara la factura antes porque no están seguros de si las tarjetas de crédito funcionarán una vez que entren en vigor las sanciones de SWIFT”.

Sin embargo, el uso de la red financiera global como arma de sanciones podría tener repercusiones importantes fuera de las fronteras rusas. Por un lado, podría socavar la confianza en el dólar estadounidense y en SWIFT como red apolítica. Podría acelerar la creación de alternativas como el comercio en monedas locales, el uso de criptomonedas y la formación de nuevos acuerdos bilaterales de libre comercio, dijo Prakash. China, Irán e India, por ejemplo, ya comercian en moneda local.

“Cuanto más EE. UU. conviertan su moneda en un arma… o bloqueen a los países de SWIFT, más países se verán obligados a crear o encontrar alternativas. Ya está sucediendo. Y, muy probablemente, Rusia habría considerado esas opciones”, dijo Prakash antes de que se anunciara la medida del sábado.

LEE TAMBIÉN: ¿Puede preverse un ataque Swift a la banca?

En 2014, Rusia creó su propia red bancaria, Transfer of Financial Messages (SPFS), en respuesta a las amenazas de sanciones de SWIFT en ese momento. Rusia también podría elegir la alternativa china a SWIFT llamada CiPS (Sistema de pago interbancario transfronterizo). Hay planes para integrar SPFS con el Sistema de Pagos Interbancarios Transfronterizos de China.

Al presidente ruso Vladimir Putin podría no importarle las dificultades económicas causadas por las sanciones. Pero los bancos rusos a los que apuntan, están controlados en gran medida por oligarcas rusos, y es probable que Putin se preocupe por ellos. Esa es una de las principales razones por las que la primera ronda de sanciones se centró en la cleptocracia de este país.

Anunciadas el martes pasado por EE. UU. y aliados clave en la Unión Europea, el Reino Unido, Canadá, Japón y Australia, esas sanciones incluyeron el “bloqueo total” de dos de las instituciones financieras más grandes de Rusia: VEB y el banco militar de Rusia, Promsvyazbank, que realiza actividades de defensa. acuerdos, dijo el presidente estadounidense Joe Biden.

Un comunicado del Departamento del Tesoro dijo que VEB es “crucial” para la capacidad de Rusia de recaudar fondos, mientras que Promsvyazbank es una parte fundamental del sector de defensa de Rusia. Las dos instituciones y sus 42 subsidiarias tienen activos por un valor de 80.000 millones de dólares, según el comunicado. La administración Biden informó haber bloqueado también las transacciones financieras de cinco oligarcas rusos clave que se cree que “participan en la cleptocracia del régimen ruso”.

https://cdn.businessinsider.es/sites/navi.axelspringer.es/public/styles/bi_930x465/public/media/image/2022/02/ilustracion-codigo-swift-2628167.jpg?itok=NSWrRcg0

Las exigencias por aislar a Rusia de SWIFT crecieron a medida que las tropas rusas llegaron a Ucrania y a su capital Kiev. El gobierno ucraniano había pedido que Rusia fuese expulsada del sistema bancario, pero la medida fue vista como un paso tan importante que varias naciones instaron a la cautela.

El jueves, el Banco Central Europeo, el primer ministro del Reino Unido, Boris Johnson, el primer ministro canadiense, Justin Trudeau, y el presidente checo, Milos Zeman, pidieron expulsar a Rusia de SWIFT. Alemania, sin embargo, lo advirtió y otras naciones de la UE tenían reservas . Los funcionarios del G7 dijeron que algunos miembros se mostraron reacios porque haría imposible pagar la energía rusa, lo que indirectamente podría causar aumentos en los precios internacionales de la energía, una preocupación que Washington también tiene.

“Si Occidente paraliza la economía rusa, Rusia podría cortar el suministro de energía en represalia. Eso creará un caos absoluto en Alemania, que obtiene el 65% de su gas natural de Rusia”, dijo Prakash. “Si la economía y la sociedad alemana se ven afectadas, tendrá un gran impacto negativo en el resto de Europa (ya que Alemania es la economía más grande de Europa)”.

Además, los bancos occidentales ya tienen cientos de miles de millones de dólares en juego, particularmente en futuros de petróleo y gas. Hay petroleros y gaseros en el mar cuya carga fue comprada hace semanas y meses. Cortar a Rusia de SWIFT podría dejar esas compras sin liquidar, y son los bancos de EE. UU. y la UE los que podrían estar enganchados por ese dinero, dijo Prakash.

Aún no está claro cómo se liquidarían esas compras a raíz de las últimas sanciones. Biden preguntó durante una conferencia de prensa el jueves sobre la posibilidad de cortar el acceso de Rusia a SWIFT, dijo que Europa aún no se sentía cómoda con hacerlo, razón por la cual quedó fuera de las sanciones anunciadas ese día . En cambio, las sanciones ampliaron las sanciones financieras a los 10 bancos más grandes de Rusia, sus oligarcas y sectores de alta tecnología, dijo Biden.

Medidas contra las importaciones de tecnología

“Las medidas de control de exportaciones sin precedentes eliminarán más de la mitad de las importaciones de alta tecnología de Rusia, restringiendo el acceso de Rusia a insumos tecnológicos vitales, atrofiando su base industrial y socavando las ambiciones estratégicas de Rusia de ejercer influencia en el escenario mundial”, argumentó Biden.

El presidente Biden ha reconocido que sacar a Rusia de SWIFT podría afectar a la UE. “Siempre es una opción, pero en este momento esa no es la posición que el resto de Europa desea tomar”, dijo.

La presidenta de la UE, Ursula von der Leyen, dijo que el bloque todavía planeaba ofrecer un paquete de “sanciones masivas y específicas” a los líderes europeos para su aprobación. “Apuntaremos a sectores estratégicos de la economía rusa al bloquear su acceso a tecnologías y mercados que son clave para Rusia”, dijo, y agregó que la UE buscará limitar la “capacidad de modernización” de Rusia.
(La UE y EE. UU. también persiguieron a Putin más directamente con sanciones dirigidas a él y a sus principales asesores que se dieron a conocer el viernes por la noche).

Las sanciones tecnológicas tienen como objetivo específico negar las exportaciones de tecnología sensible para los sectores de defensa, aviación y marítimo de Rusia.
Además de las amplias restricciones en el sector de defensa ruso, Biden dijo que el gobierno de EE. UU. impondrá restricciones en toda Rusia a las tecnologías sensibles de EE. UU. producidas en países extranjeros que utilizan software, tecnología o equipos de origen estadounidense.

Las restricciones afectan a los semiconductores, las telecomunicaciones, la seguridad de cifrado, los láseres, los sensores, la navegación, la aviónica y las tecnologías marítimas y están diseñadas para cortar el acceso de Rusia a la tecnología de punta.

Prakash señaló que las sanciones estadounidenses sobre artículos de alta tecnología no solo incluyen productos fabricados por empresas estadounidenses. Las sanciones también prohíben cualquier producto fabricado en cualquier lugar que utilice cualquier tipo de tecnología estadounidense (software, sensores, etc.).

“Sí, China podrá llenar algunos vacíos. Pero las sanciones van a perjudicar a los fabricantes rusos que importan todo tipo de productos de diferentes partes del mundo”, dijo Prakash. “Tendrán que repensar todo: la cadena de suministro, los pagos y el diseño de la planta de producción”.
Si bien los semiconductores son relativamente más fáciles de controlar a través de las cadenas de suministro porque hay un número relativamente pequeño de empresas que los producen, la restricción de sensores o software implica un cálculo diferente.

“Cumplir y hacer cumplir las sanciones, a nivel mundial, será complicado para los productos de alta tecnología de uso general”, dijo Prakash.
Junto con las sanciones financieras, la UE anunció que prohibiría la exportación de ciertas tecnologías como medida para debilitar la capacidad de modernización de Rusia y obstaculizar su crecimiento económico a largo plazo.

“El comodín en todo esto es, por supuesto, la previsión”, dijo Prakash. “¿Cuánto y hasta qué punto Rusia vio venir todo esto y lo planeó?”.

Lucas Mearian cubre temas relacionados con Windows, el futuro del trabajo, dispositivos móviles, Apple en la empresa y TI para el cuidado de la salud.

Entusiasta seguidor de la tecnología y las innovaciones que cambian el mundo. Director Editorial y COO en The HAP Group.