fbpx
Top

Computación cuántica comienza a captar interés empresarial

computación cuántica

Computación cuántica comienza a captar interés empresarial

La logística, los servicios financieros y la manufactura obtendrían beneficios comerciales reales de la computación cuántica si se adelantan a la curva, destaca un informe de GlobalData.

El informe de GlobalData, “Thematic Research: Quantum Computing’, revela que, aunque los retos de ingeniería son enormes, las empresas que están a la vanguardia de la adopción de la computación cuántica ya utilizan dispositivos intermedios. Los principales proveedores de computación cuántica, como Google, IBM, Microsoft y D-Wave, están desarrollando asociaciones con empresas que perciben sus industrias en riesgo de disrupción cuántica, como por ejemplo: Volkswagen, JP Morgan Chase y Nippon Steel.

El director de investigación del informe afirma que, “a menudo se establecen comparaciones entre la informática cuántica y la fusión nuclear. Ambas se consideran tecnologías que están siempre a 20 años vista. Sin embargo, como demuestran las inversiones y colaboraciones, las empresas consideran que la informática cuántica aportará valor en esta década y quieren posicionarse para aprovecharlo. La computación cuántica cambiará las reglas del juego“.

“Las principales aplicaciones de la computación cuántica son la simulación, la optimización, el álgebra lineal y la factorización. Estas capacidades se están convirtiendo cada vez más en requisitos clave en una amplia gama de industrias”- Sam Holt, analista de GlobalData.

Por su parte, Sam Holt, analista de GlobalData, añadió que  “las principales aplicaciones de la computación cuántica son la simulación, la optimización, el álgebra lineal y la factorización. Estas capacidades se están convirtiendo cada vez más en requisitos clave en una amplia gama de industrias. Las empresas de estos campos que no investigan al menos cómo la cuántica puede transformar su negocio corren el riesgo de quedarse atrás”.

Decenas de miles de millones de dólares de financiación pública y privada se han volcado en la computación cuántica a lo largo de los años, con las grandes tecnológicas a la cabeza. Sin embargo, los riesgos de la inversión son tres: los qubits -el análogo cuántico del bit clásico- están resultando difíciles de mantenerse estables; hay escasez de desarrolladores con formación cuántica; y existe el peligro de que las expectativas no satisfechas provoquen un estancamiento de la inversión.

Sin embargo, las ofertas de nube cuántica de empresas como IBM están permitiendo la generalización de la computación cuántica, con desarrolladores capaces de realizar cálculos a distancia en ordenadores cuánticos.

“Al facilitar a los desarrolladores el acceso a la computación cuántica, la nube cuántica no sólo es una forma de promover el propio ecosistema cuántico, sino que también tiene el efecto de ampliar una reserva de talento hasta ahora pequeña y muy específica”, concluye el analista de Globaldata.

Originalmente publicado en IDG.es

Entusiasta seguidor de la tecnología y las innovaciones que cambian el mundo. Director Editorial y COO en The HAP Group.