fbpx
Top
tecnologías inalámbricas

Tecnologías inalámbricas: el futuro más allá del WiFi

Las tecnologías inalámbricas deben garantizar el rendimiento en el trabajo y mejorar la vida de las personas.

Las empresas necesitan actualizarse para sortear los desafíos impuestos por la pandemia por Covid-19, y también por consumidores cada vez más exigentes, factores que han provocado que las organizaciones se mantengan conectadas casi como un acto de vida o muerte. El uso de las tecnologías inalámbricas es hoy más importante que nunca y la correcta utilización de los recursos no sólo hará que las empresas superen con éxito la contingencia, sino que también puedan prepararse para impulsar negocios más prósperos.

Las tecnologías inalámbricas son varias, aunque con frecuencia sólo se habla de WiFi como la única y mejor opción, tal vez por ser una de las más conocidas y relevantes. Sin embargo, Claudio Torres, Regional Manager de D-Link, afirma que “las tecnologías inalámbricas se pueden englobar en lo que se conoce como soluciones de movilidad. Hay muchas otras, como bluetooth, para acceso cercano de dispositivos, o también z-wave o zigbee, para conectividad con equipos IoT”.

Tecnologías inalámbricas de bajo consumo

A esto, Luis Paredes, Sub Gerente de Preventa OTIC en Adexus, agrega que “en el día a día buscamos cada vez más una conexión sin cables. En este sentido, las soluciones WiFi seguirán siendo una de las más utilizadas, tanto en oficinas como en el hogar, a través de los dispositivos de TI que utilizamos, desde laptop, entretenimiento, hasta cámaras inalámbricas e iluminación inteligente”. Pero para el ejecutivo, a corto o mediano plazo, se podrá hablar de otras soluciones inalámbricas con mayor propiedad, ya que se espera ingresen de forma importante al mercado.

Algunas de ellas son las Redes LPW (área amplia de bajo consumo), diseñadas para redes de IoT -como sensores, iluminación inteligente, entre otras-, de forma que permita proporcionar conectividad de bajo ancho de banda para aplicaciones y objetos con foco en el “Internet de las Cosas”, y Wireless Sensing, cada vez más aplicada en el uso de tecnología de drones, así como de robótica.

A futuro, las tecnologías inalámbricas seguirán siendo fundamentales para la vida diaria de las personas y empresas. “Si bien nadie niega lo importante que ya son para conectar a las personas y mejorar su vida diaria, lo que veremos será un cambio en su distribución, teniendo tanto un mayor alcance o cobertura como rendimiento, incluso más que el que actualmente conocemos”, afirma Claudio Torres, Regional Manager de D-Link.

El crecimiento que están teniendo las conexiones inalámbricas es cada vez más acelerado, no sólo por la demanda de conectividad en la vida diaria, sino también por la importancia que le están dando las empresas a su infraestructura de red, como clave para su rendimiento y resultados del negocio. El momento actual es determinante para que estas tecnologías se establezcan y faciliten la forma de hacer las cosas post-pandemia.

Entusiasta seguidor de la tecnología y las innovaciones que cambian el mundo. Director Editorial y COO en The HAP Group.