fbpx
Top
software

Software debe ser una competencia medular necesaria

Volkswagen retrasa el lanzamiento de dos de sus modelos líderes en ventas por defectos en un componente vital: el software.

Por: Lazslo Beke, presidente de Bekesantos. Foto de Startup Stock Photos en Pexels

En los últimos 18 meses Volkswagen ha anunciado atrasos en el lanzamiento de dos modelos de vehículos cruciales (la 8ª. generación de su mejor éxito de ventas (VW Golf) y de su carro eléctrico estrella el ID.3) debido a defectos en el software. La experiencia de Volkswagen demuestra como el software se ha convertido en fundamental para el éxito de una empresa.

De hecho, no son solamente las empresas automotrices las que deben preocuparse por el código. Efectivamente cada organización es ya una empresa “desarrolladora” y por ello deben construir una competencia medular alrededor del software. Muchas no lo están haciendo todavía y las hace más vulnerables. Los CIO pueden y deben estar buscando vías para enfrentar esta debilidad fundamental.

Software en la industria automotriz

El jefe del Management Board of Volkswagen Group tuvo que renunciar a la responsabilidad por la marca VW debido a los problemas arriba mencionados. Los ejecutivos en VW estaban conscientes de sus limitaciones y comentaban que “nunca escondimos el hecho que software, un área de importancia extrema para el futuro, representa un reto serio para nosotros”. La importancia del desarrollo de programas en la industria automotriz no es noticia reciente. Ya en 1983 un ingeniero de General Motors había planteado que “el desarrollo de software  será la consideración más importante en la ingeniería de nuevos productos”. En 2009 los vehículos más sofisticados requerieron alrededor de 100 millones de líneas de código y se conocía que el software se haría cada vez más complejo.

Competencias medulares

La competitividad a largo plazo es obtenida con competencias medulares por encima de la experticia en los mercados de productos. Las verdaderas fuentes de la ventaja se encuentran en la habilidad gerencial de consolidar tecnologías que atraviesan toda la corporación y las habilidades de producción que empoderan a los negocios individuales a adaptarse rápidamente a situaciones cambiantes. Una competencia medular representa “el aprendizaje colectivo de la organización”.

En el mundo digital de hoy, el software propietario es un activo vital para cada empresa, cuya relevancia solo crecerá a futuro. Es el código lo que permite distinguir a la empresa.  El recurso escaso no es la tecnología, la cual frecuentemente está disposición de todos, sino el conjunto de capacidades necesarias para crear un valor único con el software.

Los programas Al Autopilot de Tesla (su software de manejo autónomo), el FreeStyle Libre de Laboratorios Abbot conectado al monitor de glucosa y la bicicleta de Peloton, son ejemplos de productos impulsados-por-software con proposiciones de valor diferenciadas y superiores que han redefinido sus mercados. Tesla fue el primero en salir al mercado con Autopilot y este continúa estando muy por delante del resto.  La corporación tiene 300 ingenieros altamente capacitados – 200 en prgramación y 100 diseñadores de chips- en el equipo de Autopilot. Elon Musk, el CEO, se reúne con este equipo en forma semanal.

Los pasos para construir la competencia medular en software

La competencia medular en  software no es una capacidad para escribir código sofisticado, aun cuando pueda requerir esto. Es una capacidad continua para realzar o reinventar los ofrecimientos de la empresa  en mercados existentes y nuevos. Para construirlo se pueden considerar las siguientes acciones:

  • Arrancar en el tope. Los ejecutivos con mayores responsabilidades deben tener una visión del futuro digital, la habilidad de imaginar o visualizar aquello que software pueda hacer para sus negocios y además también entender como software habilita modelos negocios nuevos y más productivos.
  • Desarrollar capacidad organizacional para evaluar e implementar tecnología de software de la próxima generación. Software avanzado como Inteligencia Artificial y Aprendizaje de Máquina, Realidad Aumentada y Virtual, tecnologías de Blockchain y Big Data tienen el potencial de brindar nuevo valor.
  • Disponer de Arquitectos de Tecnología excelentes. Para ser inimitable un producto o plataforma impulsada-por-software es necesario integrar múltiples tecnologías subyacentes y habilidades de producción actualmente existentes y ser suficientemente flexible para adaptarse a necesidades futuras.
  • Expertos que dominan ámbitos particulares son esenciales. El éxito con el software implica el aprovechamiento del conocimiento inconfundible de la empresa.
  • Construir capacidades superiores de ejecución. Abarca enfoques sensibles de administración de proyectos, así como agilidad en desarrollo, pruebas y operaciones. Es necesaria la focalización para lograr entrega de código confiable y eficiente.
  • Establecer alianzas estratégicas e incluso adquirir capacidades tecnológicas críticas. Pocas empresas pueden construir una competencia medular en software en forma aislada.

Las empresas deberían considerar la creación de una unidad dedicada a excelencia en software. Esta pudiera incluir: la articulación de la búsqueda estratégica, el cultivo de una mentalidad de competencia medular, la priorización de inversiones en tecnología, la adquisición y desarrollo de capital humano y de alianzas estratégicas.

Un ejemplo

Volkswagen al reconocer su debilidad estratégica en software, formalmente se comprometió a construir una competencia medular en 2019, acelerando su compromiso con la excelencia en esta área. Lanzó Car.Software, una nueva organización independiente de sus marcas, con  3.000 expertos digitales y un presupuesto de US$7.800 millones. El objetivo de la empresa es establecer una arquitectura uniforme para todo el grupo y para el 60% del stack de software de sus vehículos, del cual es propietario de Volskwagen.

Se hace referencia a Software Is A Necessary Core Competence: CIOs Must Lead The Way. También aparece en mi blog https://bit.ly/2FoHdgr.

 

Entusiasta seguidor de la tecnología y las innovaciones que cambian el mundo. Director Editorial y COO en The HAP Group.