1
 

El gaming se fusiona con nuevas industrias y marca hitos en entretenimiento

Fortnite organizó el mayor concierto del mundo al que asistieron 10 millones de personas y duró solo 10 minutos. ¿Cómo las experiencias dentro del juego impactarán el futuro del gaming y el entretenimiento?

El concierto contó con más de 10 millones de asistentes y duró solo 10 minutos, pero eso le alcanzó para convertirse en un hito en la industria del entretenimiento.

El evento realizado por DJ Marshmello se llevó a cabo en un escenario especialmente construido en Pleasant Park (una ubicación en Fortnite), y esta fue la única publicidad que Fortnite necesitó para alentar a los más de 10 millones de jugadores a unirse al concierto. Con el set del DJ los jugadores pudieron volar, saltar y divertirse haciendo los populares movimientos de baile Fortnite.

¿Cómo las experiencias dentro del juego, como el concierto Fortnite, impactarán el futuro de los juegos? ¿Qué otras experiencias veremos tomar el control del mundo de los juegos? Y, lo más importante, ¿qué deben hacer los jugadores para preparar su sistema para garantizar la mejor experiencia posible?

Patrick Soulliere, Global eSports and Gaming Marketing Manager en Ballistix.

La publicidad del futuro

“Los eventos dentro del juego son un área completamente nueva para la industria del juego. Si bien las compañías han intentado establecerlas antes, históricamente, siempre han sido una decepción. El “hype” alrededor del concierto de Marshmello y el hecho de que participaron más de 10 millones de jugadores indica que esto es algo que los jugadores están listos -y ansiosos- por ver.” comenta Patrick Soulliere, Global eSports and Gaming Marketing Manager en Ballistix.

Una tendencia es comenzar a ver deportes en vivo mientras se juega. Por ejemplo, al jugar al FIFA a punto de comenzar un partido entre Inglaterra y Alemania en el “mundo no-virtual”, el juego podría dar la opción de ver esto en tiempo real o continuar jugando.

Las experiencias en el juego tienen la capacidad, no solo de entretener, sino de ayudar a aprender. En Assassins Creed Origins, hay un “modo de descubrimiento” en el los jugadores pueden experimentar el antiguo Egipto y aprender sobre su historia. Esta funcionalidad podría aplicarse a muchos juegos que se establecieron en el pasado y le permite no solo divertirse mientras juega, sino también aprender sobre un lugar, su gente, eventos o cultura general.

En el futuro en los juegos quizás se pueda entrar a una tienda y comprar un artículo que se entregará en en el hogar y no será solo una compra en el juego. “Las oportunidades para estas experiencias son infinitas y, a medida que los jugadores exigen experiencias más inmersivas, es probable que estas funcionalidades pronto sean posibles” afirman desde Ballistix. Pero, ¿cómo afectarán estas experiencias a la comunidad de jugadores y cómo afectarán a la experiencia de juego?

Establecer un equilibrio

Está claro que las posibilidades son ilimitadas cuando se trata de nuevas experiencias de juego, pero tan pronto como algo se vuelve popular, es probable que más y más marcas quieran involucrarse.

Es probable que algunas empresas exageren la publicidad y abusen de la oportunidad, como cuando se lanzó por primera vez GTA y todos los espacios de la ciudad eran anuncios reales, principalmente de Rockstar, la compañía que creó el juego. Si las marcas quieren trabajar con empresas de gaming en experiencias dentro del juego, entonces tienen que darles una opción a los jugadores. Permitir que el jugador elija si desea participar en la experiencia asegurará que los jugadores que quieran continuar jugando no “caigan accidentalmente” en medio de una experiencia, mientras que los interesados ​​pueden participar.

Alternativamente, es probable que Fortnite pueda pasar por alto el enfoque de la publicidad al cobrarles a los jugadores una entrada, al igual que la forma en que se compra un ticket para asistir a un evento musical o deportivo en la vida real.

El crecimiento de la tecnología

Hace cinco o diez años, solo los juegos en línea podían facilitar que alrededor de 100 jugadores jugaran unos contra otros e incluso esto no podía hacerse a menos que los jugadores estuvieran en un entorno de LAN. Ahora, Fortnite, tiene más de 125 millones de jugadores. Y si los juegos tienden a ofrecer experiencias especiales únicas, es probable que esto genere interés y, como resultado, más jugadores.

A medida que la tecnología avanza y los juegos se vuelven más sofisticados, nuestras PC y consolas de juegos necesitan mantenerse al día. Los jugadores necesitarán el kit correcto para obtener el mejor rendimiento posible. Durante los últimos cinco años, solo han sido los jugadores profesionales los que piensan en la capacidad de almacenamiento y la densidad de RAM cuando juegan, pero ahora, incluso los jugadores “casuales” tendrán que pensar en las especificaciones de su PC o consola de juegos, si es que desean involucrarse en estas nuevas y emocionantes experiencias en el juego.

“El concierto de Fortnite ha comenzado una conversación sobre el futuro del juego, sobre cómo las marcas y las compañías de juego pueden trabajar juntas y cómo la evolución de la tecnología mejorará la experiencia del juego.” sostiene el ejecutivo de Ballistix. Justo cuando Netflix está interrumpiendo la industria del cine y la televisión, comenzaremos a ver que las compañías de juegos irrumpen en el mercado y expanden su oferta más allá de los videojuegos. Las posibilidades para este tipo de experiencia son infinitas y es un momento muy emocionante para ver cómo ayudan a crecer y evolucionar en la industria del juego. Sin dudas se trata de algo podría cambiar la industria del juego como lo conocemos.

Adolfo Manaure

Entusiasta seguidor de la tecnología y las innovaciones que cambian el mundo. Director Editorial y COO en The HAP Group.
PC WORLD PUBLICIDAD