1

El polemico juicio entre Samsung y Apple no se repetirá

El juicio por patentes de Samsung y Apple no se repetirá. Así lo ha considerado la juez de la corte del distrito norte de California, Lucy H. Khon, quien cree que el argumento de Samsung no es suficiente. Además, tampoco Apple podrá parar la venta de los dispositivos de Samsung en Estados Unidos.

Ni Samsung tendrá un nuevo juicio, ni Apple podrá bloquear la venta de algunos productos en Estados Unidos. Así lo ha decidido un tribunal de California, con lo que Samsung tendrá que pagar los 1.050 millones de dólares de multa que fue impuesta a finales de agosto, cuando un jurado popular consideró que Samsung violaba las patentes de Apple.

Samsung solicitó la celebración de un nuevo juicio al considerar que el examen preliminar de elección del jurado de Velvin Hogan, presidente del jurado, era tendencioso y falso. Y es que Hogan no mencionó que fue demandando por Seagate, empresa para la que trabajaba, por incumplimiento de contrato en 1993. Seis meses después, se declaró en bancarrota. Para Samsung, Velvin Hogan tiene “una relación sustancial y estratégica con Seagate”, compañía que fabrica discos duros y uno de los principales proveedores de Samsung.

Aunque Hogan no mencionó este hecho en la vista preliminar, el abogado de Samsung tampoco se lo preguntó, ni cuestionó la manera que podía afectar esta relación en su imparcialidad con Samsung. Así lo ha considerado la juez de la corte del distrito norte de California, Lucy H. Khon.

Según la juez, Samsung se enteró de la bancarrota a través de su propia investigación el 30 de julio. El día del examen preliminar, Samsung no solicitó la documentación sobre la quiebra, que es el que menciona el litigio que tuvo Velvin Hogan con Seagate, sino que fue solicitado el 4 de septiembre, cinco días más tarde de que el juez emitiese el veredicto a favor de Apple. Samsung recibió la documentación el 10 de septiembre, día en el que se enteró de la relación de Hogan con Seagate. Dos días más tarde también se enteró que el abogado que presentó la demanda contra Hogan es el marido de una socia del bufete de abogados Quinn Emanuel, abogado de Samsung. La socia no formó parte del equipo ni tampoco ha trabajado en ninguna de las partes implicadas en el juicio entre Samsung y Apple.

A este respecto, Samsung aseguró que no tenía motivos para investigar hasta después del veredicto, cuando Hogan hizo “declaraciones públicas” en las que mostraba claramente su “favoritismo hacia Apple” cuando la prensa especuló sobre sus posibles intereses financieros.

La juez no se mostró de acuerdo con la alegación de Samsung, al asegurar que en las declaraciones no se demuestra su trato de favor hacia Apple, así como no ha encontrado ningún motivo en la documentación que se refiere a Seagate, la bancarrota, los juicios o cualquier otra información que Hogan ocultara que sirva para abrir de nuevo una investigación. Para la juez Koh, Samsung falló en el examen preliminar.

En las consideraciones, la juez cree que ninguna de las partes ha demostrado de forma concluyente si Velvin Hogan ocultó de forma intencionada su litigio con Seagate o, simplemente, se olvidó mencionarlo cuando se le preguntó si había estado involucrado alguna vez en una demanda o si creía que su respuesta había satisfecho al tribunal. “Es más, ni siquiera está claro que el señor Hogan conociera la relación entre Seagate y Samsung”.

En una resolución separada, la juez también ha desestimado la petición de Apple de bloquear la venta de algunos productos de Samsung en Estados Unidos. La juez cree que los productos de Samsung no han perjudicado la venta de Apple.

PC WORLD PUBLICIDAD