fbpx
1

Menos del 1 por ciento de los dispositivos con Windows 8 vendidos son tablets

El mercado de PC y tablets de consumo no ha recibido el impulso que necesitaba del lanzamiento de Windows 8, como prueban las bajas cifras de ventas registradas en Estados Unidos, donde, según The NPD Group, las ventas de equipos Windows han descendido más de un 20 por ciento.

Desde el lanzamiento de Windows 8 el pasado 26 de octubre, las ventas de dispositivos Windows han caído un 21 por ciento con respecto al mismo período de 2011, de acuerdo con un estudio de The NPD Group. Dicho informe señala que Windows 8 se ha hecho con el 58 por ciento de los PC y tablets Windows suministrados en el último mes, mientras que Windows 7 acaparó el 83 por ciento de los equipos vendidos en las cuatro semanas posteriores a su lanzamiento.

“Después de sólo cuatro semanas en el mercado, todavía es pronto para culpar a Windows 8 del continuo debilitamiento del mercado de PC”, afirma Stephen Baker, vicepresidente de análisis de NPD. “Todavía tenemos la campaña de Navidad por delante, pero es evidente que Windows 8 no ha resultado ser el impulsor de un cambio de tendencia de ventas que algunos habían esperado”.

The NPD Group apunta asimismo que los portátiles Windows mantuvieron su tendencia a la baja, registrando una caída del 24 por ciento, mientras que los PC de sobremesa funcionaron algo mejor y sólo descendieron un 9 por ciento. En cuanto a las ventas de tablets con Windows 8, éstas son prácticamente inexistentes, ya que representan menos del 1 por ciento de todos los dispositivos Windows 8 vendidos hasta la fecha.

“El difícil período de la Vuelta al Cole dejó una gran cantidad de inventario en el canal, lo que tuvo un impacto real en las ventas iniciales de Windows 8”, asegura Baker. “La elevada demanda de portátiles Windows 8 con pantallas táctiles, en los que la nueva plataforma realmente destaca, ofrece una razón para el optimismo. Estos productos representan el 6 por ciento de las ventas de portátiles con Windows 8 con un precio medio de 867 dólares, lo que ha ayudado a restablecer el segmento premium del mercado de portátiles de consumo Windows”.

Finalmente, el estudio apunta que los precios medios de venta de los dispositivos Windows han aumentado notablemente este año, pasando de los 433 a los 477 dólares. Los portátiles con Windows 8 han registrado una subida cercana a los 80 dólares en los precios de venta respecto al pasado año, impulsada por la fuerte demanda de dispositivos de pantalla táctil y el sólido repunte en la fijación de precios en los portátiles convencionales. Los equipos de sobremesa con Windows 8 también experimentaron un aumento de sus precios de venta de hasta casi un 10 por ciento, impulsados por los mismos factores que las ventas de portátiles

PC WORLD PUBLICIDAD